Bienvenido a Nuestro Blog

Estudios Bíblicos – SAUL 2

Estudios Bíblicos - SAUL 2

Pasaje bíblico: 1 Samuel 18 y 19.

Idea principal

Saúl ilustra la competitividad y la amargura por el triunfo de otros.

Desarrollo

La victoria de David sobre el gigante Goliat causó un impacto increíble sobre el pueblo de Israel. Fue mucho más que una simple victoria militar, todo y que esto es algo tremendamente importante, devolvió a Israel su orgullo y dignidad nacional. Israel como nación tuvo que vivir la humillación constante de ser desafiada por el paladín de los filisteos y ser incapaz de poder ofrecer una respuesta. David acabó con aquella situación.

No es de extrañar que David se convirtiera en un héroe nacional y fuera honrado por el pueblo. Su prestigio creció notablemente y lo hizo hasta el punto que se compusieron canciones populares que eran cantadas en las calles.

Además, nos dice el pasaje que hemos leído que el señor estaba con David y, por tanto, prosperaba todo lo que hacía hasta el punto que se convirtió en el más importante y famoso de todos los hombres de armas del rey Saúl.

Todo esto no pasó desapercibido para el monarca israelita. Las victorias le eran notorias, las canciones llegaron a sus oídos y, poco a poco, la envidia fue creciendo en su corazón, comenzó a sentirse celoso por la popularidad alcanzada por David. Los celos y la envidia fueron dando paso a la amargura. Esta llevó a Saúl al punto de vivir obsesionado con el ascenso de David y, no únicamente desear su muerte, sino incluso buscarla de forma activa, primero colocando a David en situaciones de peligro donde el enemigo pudiera acabar con él.

El hecho de que Dios prosperara a David hacía que éste saliera indemne de las situaciones de peligro en que Saúl lo colocaba. El resto de la historia es bien conocida por todos nosotros, ya que el enemigo no podía acabar con David, Saúl buscó personalmente el acabar con su yerno, capitán y siervo. En varias ocasiones atentó contra su vida y todas ellas pudo librarse. Al final la situación se hizo insostenible y David huyó de la corte de Saúl para poder preservar su vida.

Aplicación en un mundo postmoderno

El escritor Stephen r. Covey en su libro liderazgo por principios habla de lo que él define como la mentalidad de la abundancia y la mentalidad de la escasez.

La mentalidad de la abundancia afirma que hay de sobra para todos. Indica que esta mentalidad emana de un profundo sentido de valor y de la seguridad personal. Sin embargo, indica que una de las características de nuestra sociedad es precisamente lo contrario, la mentalidad de la escasez. Esta mentalidad percibe la vida como un pastel que puede terminarse: si alguien toma un gran trozo del pastel, eso significa que hay menos para todos los demás. Las personas que tienen esa mentalidad, indica el autor, lo pasan mal cuando deben compartir el reconocimiento, el mérito, el poder o los beneficios.

También sufren cuando tratan de sentirse auténticamente felices por el éxito de otros, incluso -y a veces especialmente- si ese otro es un miembro de su propia familia o de su círculo íntimo de amigos y socios.

Es, acaba el autor diciendo, como si, cuando alguien logra un éxito o recibe una consideración especial, les estuviera robando algo a ellos.

Saúl ilustra muy bien la mentalidad de la escasez tan típica de la sociedad postmoderna. El rey sintió que el triunfo y la prosperidad de David le robaban algo que le pertenecía a él, por tanto, no sólo no podía gozarse con todo aquello sino que desarrolló celos, competitividad y amargura.

Saúl nos desafía a evitar en nuestra vida la mentalidad de la escasez y desarrollar una mentalidad de abundancia, mentalidad esta última propia del reino de Dios. Una

Mentalidad que nos lleve a tener la capacidad de reconocer, alegrarnos y gozarnos con la prosperidad y bendición que dios permite que otros disfruten.

Preguntas de interacción

1. ¿Qué mentalidad caracteriza tu vida, la de la escasez o de la abundancia?

2. ¿Te cuesta gozarte con los que se gozan? ¿Te sientes mal ante el triunfo de otros? ¿Te sientes inseguro y amenazado cuando otros son prosperados por Dios?

3. ¿Estás experimentando en estos momentos alguna situación en que tengas que luchar entre la mentalidad de la abundancia y la de la escasez?

4. ¿Quién podría serte de ayuda?

Extracto del libro “Personajes Bíblicos en un Mundo Posmoderno”

Por Félix Ortíz

 



Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Ingresa tu email y recibe actualizaciones:

Enviado por FeedBurner