Bienvenido a Nuestro Blog

Estudios Bíblicos – PIENSA COMO UN VENCEDOR DE GIGANTES (1º Parte)

Estudios Bíblicos - PIENSA COMO UN VENCEDOR DE GIGANTES (1º Parte)

SEMANA 4. ESTUDIO 4.

Cuando comenzamos a pensar que podemos vencer gigantes, enfrentamos a los gigantes y los vencemos. ¿Qué actitudes, entonces, con­forman la mentalidad del vencedor de gigantes? Existen al menos cuatro.

Cuatro Componentes de la Mentalidad del Vencedor de Gigantes.

Un principio científico básico dice que dos objetos no pue­den ocupar el mismo espacio al mismo tiempo. Lo mismo se aplica a nuestras actitudes y pensamientos. No podemos pensar dos pensamientos al mismo tiempo. No podemos tener emociones positivas y negativas al mismo tiempo.

Por cada componente positivo de la mentalidad de un vencedor de gigantes, hay un elemento negativo que con­tribuye a fortalecer la mentalidad de langosta. Si no enfatizas las ideas y actitudes que llevan a pensar como un ven­cedor de gigantes, posiblemente estés desarrollando una mentalidad de langosta. ¡Sigue lo positivo!

Componente 1: Enfrenta Hoy a los Gigantes de Hoy.

Muchos de nosotros posponemos el momento de vencer a los gigantes que hay en nuestras vidas, con la esperanza de que se vayan, o que de alguna manera nuestra capacidad para vencer a un determinado gigante en el futuro crezca. Los gigantes de hoy deben ser enfrentados y vencidos hoy. Los gigantes que dejamos en paz… crecen.

Si tienes un mal hábito que debe ser borrado de tu vida, posponer la acción sólo hará que ese hábito sea más difícil de quebrar. Si estás dejando que algo continúe, aunque sa­bes que debes resolverlo, demorar la confrontación sólo hará que esta se vuelva más difícil. No te permitas vivir en el pasado, deseando poder volver a la situación en la que sabías cómo inclinarte ante los gi­gantes. No te permitas vivir en el futuro, esperando llegar a un punto en que no debas enfrentar ningún gigante. En­frenta los gigantes que tienes delante de ti, hoy.

Adopta la actitud de que este es el momento, este es el día, ahora mismo es el momento de capturarlos. ¿Tienes un gigante al que has demorado enfrentar, y al que debes hacerle frente hoy? ¿Ha crecido? Pide a Dios que te ayude a enfrentarlo hoy mismo.

Componente 2: Decide Ser una Buena Persona.

¿Has oído esa frase que dice: “Los chicos buenos terminan últimos”? No es cierta. Los chicos buenos quizá sufran al­guna derrota de vez en cuando, pero al final, ellos tienen lo que vale la pena tener: salud, familia y amigos, una fe firme, paz en el corazón y la mente.

Pregúntale a una persona qué es lo más importante en la vida, y te dirá: amor, gozo, paz, fe, esperanza. Aunque mu­cha gente quizá pase bastante tiempo tratando de conse­guir cosas (equipos electrónicos, ropa de marca, autos, buenas calificaciones, puestos reconocidos, trabajos impor­tantes), las cosas que no son materiales son aquellas sin las cuales no podemos vivir.

Pregúntale a una persona que tiene una enfermedad mortal qué desea más en la vida, y verás que no es te­ner ropa de una marca famosa.

Pregúntale a alguien que tenga un padre o madre al­cohólico qué es lo que más desea en su vida, y verás que no es un auto nuevo.

Pregúntale a una familia que ha pasado por un divor­cio traumático qué es lo que más desean en sus vidas, y verás que no es una videograbadora con control re­moto.

En tu opinión, ¿cuáles son las características de una “buena” persona?

  • Ser “buena persona” es escuchar a los demás, tratarlos con respeto, afirmar su dignidad, hacer algunas cosas que deseen que hagamos cuando deseen que las hagamos, y buscar formas de aligerar sus cargas y darles gozo.
  • Ser “buena persona” es tener buenos modales y ser ama­ble con los demás.
  • Ser “buena persona” es saludar a los demás por su nom­bre, con una sonrisa, reconocer su individualidad, expre­sar deleite en que sean parte de tu vida.
  • Ser “buena persona” es controlar tu temperamento y morderte la lengua, reconociendo que las palabras pueden herir, y muchas veces hieren, a las personas.

¿Puede un “buen chico” matar a un gigante? Estudia las palabras de Romanos 12:17-21. Algunos gigantes amenazadores quizá se conviertan en gigantes tiernos gracias a tu bondad. Como dijera Abra­ham Lincoln una vez: “La mejor forma de hacer desapare­cer a un enemigo es convertirlo en amigo”.

Nombra a alguien que sepas que es una “buena per­sona”. ¿Qué cualidades posee esta persona, que te hace pensar en ella de esa manera?

Repaso. ¿Cuáles son los dos componentes que estu­diamos hoy? Completa los espacios en blanco.

Componente 1:________________________________________

Componente 2:________________________________________

(CONTINÚA…)

Extracto del libro “Venciendo en la Tierra de los Gigantes” (Edición Para Jóvenes)

Por William Mitchell

Lee El Quinto Estudio de la Cuarta Semana



Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Ingresa tu email y recibe actualizaciones:

Enviado por FeedBurner