Bienvenido a Nuestro Blog

Estudios Bíblicos – JUAN EL BAUTISTA

Estudios Bíblicos - JUAN EL BAUTISTA

Pasaje bíblico: Mateo 3:1-12; Marcos 1:1-8; Lucas 3:1-9, 15-17; Juan 1:19-28.

Idea principal

La proclamación del mensaje de dios en medio de una sociedad pluralista y tolerante.

Desarrollo

Juan el bautista debía ser, sin duda, un personaje peculiar. No sólo por aspectos, digamos, anecdóticos, tales como el lugar donde vivía o la interesante dieta alimenticia que seguía. Su aspecto exterior debía ser totalmente llamativo. Ahora bien, lo más impactante de su vida era, sin ningún tipo de dudas, su mensaje y su predicación. El mensaje de Juan era totalmente radical. Como decimos en España, llamaba a las cosas por su nombre y no tenía pelos en la lengua, decía las cosas como eran y no se preocupaba por ser políticamente correcto, por agradar a sus oyentes o por el impacto que sus palabras y predicación pudiera tener sobre ellos.

La predicación de Juan era una predicación de denuncia. Declaraba que el pueblo estaba

En pecado y que debía arrepentirse, cambiar de vida y demostrar con un estilo de vida diferente la realidad de su cambio. Prueba de su deseo de vivir de otro modo era aceptar el bautismo de arrepentimiento.

El contenido de su predicación era claro y directo. Como hemos señalado en el párrafo anterior hablaba de pecado, de necesidad de cambio y de la necesidad de demostrar el cambio con hechos concretos, con conductas diferentes.

Su lenguaje podría ser considerado hasta ofensivo. Los saduceos y los fariseos también se acercaban para escuchar su predicación. Los saduceos estaban fundamentalmente ligados al poder romano y al control del templo de Jerusalén y todos los oficios religiosos a él ligado. Los fariseos, por el contrario, sin despreciar el templo, no sentían una especial veneración por él y su vida giraba más alrededor de la piedad personal y la sinagoga.

A unos y a otros -volviendo al tema del lenguaje ofensivo- Juan los designaba como raza de víboras, desde luego no parece la mejor manera de ganar amigos entre el auditorio. En su deseo de decir las cosas claras y predicar de forma directa, juan no sólo se enfrentó con las élites religiosas, también lo hizo con las fuerzas armadas y con los recaudadores de impuestos. Tanto a unos como a otros les confrontó con sus actuaciones y conductas injustas e ilegales y les conminó al arrepentimiento y al cambio.

Su denuncia del pecado le hizo ser totalmente políticamente incorrecto. No se paró ante nada ni ante nadie. Su predicación clara, directa y sin ambages le enfrentó incluso con la realeza del país. Juan denunció al gobernante Herodes porque vivía en pecado con Herodías, la mujer de su hermano. Aquello le llevó a parar con sus huesos en la cárcel y posteriormente a ser ejecutado por su continuada denuncia del pecado. En su tiempo juan era considerado como un radical. Jesús se hace eco de lo que sus contemporáneos pensaban acerca de su primo. Indicó que mucha gente pensaba que Juan tenía un demonio porque ni comía ni bebía. Sin duda debía ser un comentario con relación a su vida ascética, pero refleja la visión del bautista como un excéntrico a los ojos de su generación.

Sin duda Juan era un radical en su estilo de vida y en su predicación. Su radicalismo le llevó a enfrentarse con aquellos coetáneos que vivían en pecado y a no pensar en cómo su mensaje sería recibido por aquellos que lo escuchaban. Conocía la verdad, tenía un claro sentido de lo correcto y lo incorrecto y actuaba en función de ello.

Aplicación en un mundo postmoderno

La nueva tolerancia es una de las características más peculiares de la sociedad postmoderna. La nueva tolerancia declara que la verdad y la moral son única y exclusivamente construcciones sociales.

¿Qué quiere decir esto? Significa que no existen verdades ni principios morales absolutos, eternos y que no cambian. La verdad y la moralidad es algo que los seres humanos construimos. Un grupo de seres humanos se pone de acuerdo y decide que para su grupo ciertas cosas serán verdad y otros no, ciertas cosas serán moralmente permisibles y otras no.

Naturalmente esas decisiones pueden ser cambiadas cuando el grupo lo decida ya que ellos mismos las crearon. Así mismo, esas decisiones no afectan a otros grupos que no las acepten o no las consideren como propias.

(CONTINÚA… DALE CLICK ABAJO EN PÁGINAS…)

1 2


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Ingresa tu email y recibe actualizaciones:

Enviado por FeedBurner