Bienvenido a Nuestro Blog

Estudios Bíblicos – EDIFICAR AUTOIMAGEN

Estudios Bíblicos - EDIFICAR AUTOIMAGEN

Dijimos que la 1º Verdad a edificar en nuestras vidas es la Identidad. La segunda Verdad se llama Autoimagen.

Autoimagen es cuando me pregunto ¿QUE SOY? Autoimagen es lo que yo pienso de mí mismo. Cómo me veo a mí mismo.

Sin Cristo, puedo encontrar muchas cosas negativas dentro mío, pero ahora Soy una Nueva Criatura en Él. Dios me hizo nacer de nuevo cuando Cristo vino a mi vida, por lo tanto, todo lo que pienso de mí, para que sea verdadero y me haga bien, debe ser de acuerdo a lo que Cristo piensa de mí.

Fijáte lo que dice 1° Corintios 6:17. Cuando el Señor se hizo hombre se unió a nosotros y experimentó las mismas cosas que nosotros experimentamos.

Cuando invitamos a Jesús a nuestras vidas, nosotros quedamos unidos a Él. Somos un espíritu con Él. Jesús murió y con Él morimos nosotros. Fue sepultado y nosotros también. Resucitó y fuimos resucitados con Él. Ascendió y se sentó a la diestra de Dios. ¿Dónde estamos nosotros? Efesios 2:6 te da la respuesta.

Todo esto es un hecho, una realidad. ¡Creéla por la FE y proclamála con tu boca!

En el Nuevo Testamento nuestra unión con Cristo se enseña con las expresiones “En Cristo”, “Con Cristo” y “Cristo en nosotros”. Y si ahora estamos en Cristo, ¿qué somos? Mirá en 2° Corintios 5:17.

¡Soy una nueva criatura en Cristo! Soy un adolescente EN Cristo. Soy uno con Cristo, no estoy más solo.

Esta es una gran verdad: Estoy en Cristo y Cristo está en mí. Nadie puede cambiar esta verdad.

Satanás con sus mentiras, quiere que te sientas sólo y que te veas a vos mismo solo, no unido a Cristo. Pero la verdad es que sos UNO CON CRISTO. Y al ser uno con Cristo, todo lo que es Él también lo sos vos.

Jesús                                                       Yo

Mt.16:16 ________________________                           Ro.8:16 ________________________

Hb.5:10  ________________________                           Ap.5:10   ________________________

Mr.10:45 _______________________                            Sal.119:125 ______________________

Heb.1:2  ________________________                           Ro.8:17 _________________________

Ro.10:12  _______________________                          1°Co.1:5   ________________________

Mt.3:17 _________________________                           1°Jn.3:1  _________________________

Satanás tratara de que pienses y sientas que estás solo, Jesús allá y vos acá. ¡Pero esto es una mentira suya! No la aceptes ni la creas. Vos y yo estamos unidos a Cristo.

  • Él es rico ¿puedo yo ser pobre?
  • Él es amado ¿puedo yo ser despreciado?
  • Él es aceptado ¿puedo yo sentirme rechazado?
  • Él es Hijo ¿puedo yo ser un abandonado?
  • Él es valioso ¿puedo yo ser un inservible?
  • Él es capaz ¿puedo yo ser un inútil?

Satanás nos engaña y nos confunde mostrándonos una imagen de nosotros mismos sin Cristo. El tratará de hacernos sentir pobres, débiles, malos, miserables, inseguros, inferiores, desganados y confundidos. Te hará sentir que nunca cambiarás, que no tenés valor, que no sos nadie… ¡Pero TODO eso es una gran MENTIRA! ¡Sí puedo cambiar! ¡Sí puedo ser diferente! ¡Sí tengo valor!

¿Por qué? Porque la Palabra verdadera de Dios me enseña siempre lo que soy en Cristo y lo que Cristo es en mí. La Biblia dice que somos como vasos de barro (imperfectos, con errores…) pero que dentro nuestro hay un tesoro de enorme valor y riqueza: La Vida de Jesucristo (2° Corintios 4:7).

Satanás te recuerda constantemente que sos como barro, pero NUNCA te mostrará el TESORO que tenés dentro tuyo. ¡Pero Dios sí! Y hoy Él te dice: “Mirá el tesoro que tenés adentro tuyo. Esa es tu realidad”.

Cuando Satanás, con sus mentiras, te señale el vaso de barro mostrále el tesoro perfecto que hay adentro tuyo: Estoy en Cristo y Cristo está en mí. Pertenezco a Él.

  • Soy uno con Cristo. Él está en mí y yo estoy en Él.
  • Todas sus riquezas son mías. Su amor es mío y su fuerza es mi fuerza.
  • Por mí mismo no puedo nada, pero todo lo puedo en Cristo que me fortalece.
  • Él vive y yo vivo con Él. Él es valioso y yo valgo.
  • Él es amado y yo soy amado.
  • Él nunca será abandonado y yo tampoco.

Pedíle al Señor que te de sabiduría y revelación para que puedas comprender todo lo que Dios ya te dio en Cristo y para que su Espíritu forme en vos una nueva autoimagen. Cada vez que te sientas tentado a tratarte a vos mismo como barro, en vez de enojarte o deprimirte, agradecéle al Señor por lo que sos en Cristo. Alabálo intensamente por lo que Él te hace EN Cristo.

Extracto del libro “Verdades Que Sanan”

Por Edgardo Tosoni



Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Ingresa tu email y recibe actualizaciones:

Enviado por FeedBurner