Bienvenido a Nuestro Blog

Devocional – YO, SANTO? YO, SANTA?

Devocional - YO, SANTO? YO, SANTA?

Pasaje clave: 1º Pedro 1:13-25.

Los jóvenes y adolescentes cristianos tienen, en términos generales, una idea bastante negativa acerca de la santidad. Se la imaginan como algo muy difícil de alcanzar, una larga lista de “Prohibidos” imposibles de cumplir. “No a las películas porno”. “No a las películas de terror”. “No a las fiestas”. “No al baile”. “No al noviazgo”. “No a tener sexo”. “No a la música heavy metal”. No… No… No…

Si piensas o sientes que la santidad es sólo un “No” en tu vida necesitas entender bien de qué se trata. El problema es que seguramente te lo han explicado o enseñado mal. Empecemos con 1º Pedro 1:13-25, y veamos qué es realmente santidad:

1. Santidad es hacer las cosas que Dios quiere. Es vivir y hacer lo que hizo Jesús. Pregúntate: ¿Esto lo haría Jesús? ¿Esto lo pensaría Jesús? ¿Esto lo diría Jesús?

2. La santidad es como una avenida de dos manos (de dos carriles). Por un lado, significa renunciar al pecado y a todo lo que no te edifica (lo que te lastima, te enferma y te ensucia en tu cuerpo, mente y emociones). Por otro lado, es vivir bajo el control del Espíritu Santo, aprender a reproducir el carácter de Jesús en tu vida.

3. La santidad es un estilo de vida. Eliges vivir gobernado y dirigido por el Espíritu de Dios. Vives las 24 hs. del día en la presencia de Dios, haciendo lo que Él quiere y hablando como Él quiere.

4. La santidad es un escudo protector en tu vida. Cuando vives en santidad estás 100% protegida. En santidad no puedes enfermarte de SIDA, ni de herpes ni de ninguna enfermedad venérea. En santidad no tienes temor a un embarazo indeseado. En santidad no te vuelves adicto a las drogas, al alcohol o a la pornografía. En santidad no tienes temor de que una patota te mate a golpes porque estás con la gente correcta en los lugares correctos. En santidad no haces trampas ni engañas, no robas ni mientes y te libras de innumerables problemas. ¿Entiendes?

5. Pero además, la santidad te permitirá disfrutar de todo lo bueno que hay en la vida. En santidad vives con libertad. Gozas, amas, tienes paz, descubres la paciencia, ejercitas el dominio propio. 

6. Prepara tu mente para la acción. Piensa. Usa tu cabeza y evita con anticipación aquellas situaciones donde puedas ser tentad0/a a actuar mal y a perder la santidad.

Ten dominio de ti mismo. Esto es difícil para todos. Significa dejar de besar o acariciar a tu novia/o antes de que sea demasiado difícil hacerlo. Significa morderte la lengua cuando tus amigos están diciendo cosas negativas de alguien que no te cae bien.

Piénsalo.

Nombra algunas áreas de tu vida en dónde necesites hoy la fortaleza de Dios para ayudarte a vivir en santidad.

Por Edgardo Tosoni



Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Ingresa tu email y recibe actualizaciones:

Enviado por FeedBurner