Bienvenido a Nuestro Blog

Devocional – UNA CHICA ATRACTIVA

Devocional - UNA CHICA ATRACTIVA

Pasaje Clave: Rut 3:1-4.

Ya te conté en el Día 2 que Noemí es una mujer que piensa más en los demás que en sí misma, y ese punto vuelve a quedar súper claro en el inicio del capítulo de hoy.
¿Qué importante preocupación le expresa a Rut? (vs.1)
¡Claro! Recuerda que Rut es una viuda joven, sin hijos y con un montón de años por delante. Todavía está a tiempo de rehacer completamente su vida y volver a empezar. Nunca es tarde para volver a empezar.

Me pregunto: ¿Cuántos solteros, viudos o divorciados se le habrán acercado durante esos meses? ¿En serio piensas que el único que la miró fue Booz y que el resto de los hombre estaban completamente ciegos?
Rut, la moabita, era la nueva sensación en Belén. Todos hablaban de ella y comentaban acerca de su triste historia y cómo lo había dejado todo atrás para acompañar a Noemí. ¡Más de uno le echó el ojo y la miró de pies a cabeza! ¡Y más de uno se le habrá acercado para invitarla a tomar algo, caminar juntos o ir directo a la cama para tener sexo! ¿Piensas que no?
¿No sucede lo mismo cuando llega una chica nueva (o un chico nuevo) a tu ministerio juvenil? ¿Acaso no están todas las miradas puestas sobre ella o sobre él? Y si te gusta, ¿no te pica la curiosidad por acercarte y conocerla/o?
Si esto sucede ahora, también sucedía antes. Pero… con una importante diferencia. El que la quisiera a Rut tenía que estar dispuesto a comprome-terse totalmente con ella y eso implicaba hacerse cargo de todas sus necesidades económicas, físicas, emocionales y espirituales. En esa época las mujeres no tenían la independencia que tienen hoy (y siendo viudas estaban completamente desamparadas), a menos que un hombre protector recupere para ellas sus derechos.
Una cosa es que alguien te guste, otra muy distinta es amarla y estar dispuesto a suplir sus necesidades emocionales, afectivas, físicas, económicas y espirituales. ¡Es muuuuuyyyy diferente! Pero si realmente la amas, lo harás. Te esforzarás, trabajarás, crecerás, corregirás lo que tengas que corregir, cambiarás lo que tengas que cambiar y aumentarás tus recursos espirituales, emocionales y económicos para que nada le falte.
Pero si no estás dispuesto a sacrificarte por amor a ella, a tener un compromiso total con su corazón, a bancarla en sus necesidades, a liderarla espiritualmente, entonces, déjala ir. No la hagas vivir miserablemente.

SUGERENCIAS BIEN PRÁCTICAS
Noemí no tardó mucho en darse cuenta que había “onda” entre Rut y Booz, entonces como toda mujer madura y experta en temas del corazón, le dio un par de sugerencias bien puntuales a Rut.
¿Qué le pide que haga? (vs.2-3)
¡Báñate nena, perfúmate y ponte tus mejores ropas! Llegó la hora de atrapar el corazón del chico que te gusta. ¡Noemí es muy práctica! No la mandó a ayunar 40 días, no le dijo que se pase la noche tratando de decifrar el “propósito”, “el llamado”, “o si congeniaban 100% en el ministerio”, ni que haga la listita: “En qué somos iguales y en qué somos taaan diferentes”. ¡No!
Le pidió que se arregle, que se ponga coqueta y que cuide su apariencia.

Espera. Tranquila. No estoy diciendo que no tienes que orar por ese chico. No estoy diciendo que no tienes que consultar con Dios. ¡Por supuesto que tienes que hacerlo! ¡Hay alguien en el corazón de Dios para ti! ¡Pídeselo a Dios! Pero lo que quiero que entiendas es que por más que ores, ayunes, ruegues, clames y supliques, si no te bañas, si no te depilas, si no arreglas el “nido de pájaros” en el que se ha convertido tu cabello, si no bajas esos 20 kilos de más que tienes, sino arreglas tus uñas, cepillas tus dientes y te perfumas, sino cambias tus actitudes amargas, odiosas y resentidas por actitudes simpáticas y agradables… ¡nadie se fijará en ti! Y si alguno lo hace, lo hará porque se siente peor que tú… ¡y eso es patético!
Sí, sí, sí, puedes ser la “number one” de las espirituales y comprometidas de tu iglesia, la ultra servidora de Dios, la del corazón súper entregado, ¡y aún así te quedarás más sola que una monja! Porque una chica echada al abandono, desprolija, desaliñada, con actitudes de superada o chorreando lástima por todos lados, no resulta atractiva para ningún muchacho.
Las chicas a las que “solo les importa el corazón” es porque están llenas de complejos con sus propios cuerpos. Se ven feas y desagradables por todos lados, entonces la “zafan” con lo de “Dios mira el corazón”. ¡Dios mira todo!
¿Quieres que te revele un secreto? No tienes que ser una “súper” modelito de T.V. No es necesario. A los varones nos gustan las chicas simpáticas, que saben sonreír, espontáneas y seguras de sí mismas, que no necesitan aparentar nada delante de nadie. Una chica inteligente y simpática es mucho más atractiva que una muy linda, resentida y odiosa. Piénsalo.

¿Qué otras sugerencias le da Noemí a Rut? (vs.4)
“¡¡¿¿Le pide que se acueste con Booz??!!” Tranquila. Mañana te lo explico.

Extracto del libro Desafíos para Jóvenes y Adolescentes: Rut.

Por Edgardo Tosoni

DESCARGA GRATIS “Desafíos Para Jóvenes y Adolescentes: Rut”. Haz CLICK AQUÍ



Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Ingresa tu email y recibe actualizaciones:

Enviado por FeedBurner