Bienvenido a Nuestro Blog

Devocional – UN FINAL SIN GLORIA

Devocional - UN FINAL SIN GLORIA

Pasaje Clave: 1º Crónicas 10

Finalizadas las genealogías de las 12 familias de Israel, el escritor de Crónicas se enfoca en el reinado de David utilizando éste capítulo como punto de partida.

Una nueva batalla se desata entre los israelitas y sus peores enemigos, los filisteos. Goliat ya había sido vencido, David era el nuevo rey ungido, pero el cargo real aún estaba ocupado por Saúl, y como rey y hombre de guerra salió a la batalla junto con sus 3 hijos mayores entre los cuales estaba Jonatán.

¿A favor de quién fue la batalla? (vs.1)

¿Quiénes fueron los primeros en morir mientras huían de los filisteos? (vs.2)

¿Qué sucede con Saúl? (vs.3)

¿Y qué decisión fatal toma? (vs.4)

¡Se suicida! Qué final terrible para un hombre que en una época de su vida había experimentado la presencia del Espíritu Santo (1º S.9-10).

¿Qué hace su escudero al verlo muerto? (vs.5)

Si bien el vs.6 concluye diciendo que “toda la casa (familia) de Saúl murió ese día, en realidad aún quedaban dos integrantes más que tal vez por su juventud no habían participado de la batalla: el 4º hijo de Saúl, Is-boset, y el hijo de Jonatán, Mefit-boset.

¿Qué consecuencias provoca la muerte de Saúl y sus hijos? (vs.7)

¿Qué hacen los filisteos con los cadáveres de Saúl y los 3 hijos? (vs.8-10)

Era muy común entre los pueblos paganos dedicar a sus dioses las armas del rey enemigo y su cabeza. La cabeza siempre es símbolo de autoridad, por lo tanto, tener la cabeza del enemigo era la mejor evidencia de triunfo y superioridad. (Por eso Jesús, en la cruz, aplastó la cabeza de Satanás quitándole para siempre su dominio y autoridad. Gn.3:15). Ellos pusieron la cabeza de Saúl en el templo de su dios Dagón (el dios pez), y al cuerpo lo colgaron en los muros de Bet-san (1º S.31:10). Allí lo dejarían para que las aves carroñeras y los animales lo devoren.

¿Quiénes se levantan para rescatar el cuerpo de Saúl y qué hacen con él? (vs.11-12)

Hombres valientes que lo entierran debajo de una encina en Jabes. Este “Jabes” en hebreo tiene un significado diferente al Jabes que vimos en el capítulo 4. Este Jabes significa “seco”. La sepultura de Saúl y sus hijos no fue con honores y reconocimientos como los reyes se merecen, no hubo honra. Aún su sepultura fue “seca” tal como su propia vida desde el día en el que decidió darle la espalda a Dios y él lo desechó. Sequedad, suicidio, decapitación y humillación marcaron la vida de Saúl y alcanzaron a sus hijos. Fue escogido por Dios y ungido para ser el 1º rey de Israel pero no tuvo un corazón conforme al de Dios y sus decisiones lo terminaron alejando completamente de él. Y aún en su muerte Saúl terminó lejos de Dios porque aunque su cuerpo fue enterrado, su cabeza permanecía colgada como trofeo de guerra en el templo del dios Dagón.

¿Cuáles fueron las decisiones equivocadas tomadas por Saúl?

¿Qué fue lo que hizo para que Dios lo desechara y escogiera a David en su lugar?

Lee atentamente los vs.13 y 14 y tendrás las respuestas.

  • Se rebeló contra la palabra del Señor (1º S.13:1-15 y 1º S.15).
  • Consultó a una adivina (curandera, bruja, hechicera, mai, llámala como quieras) y no consultó a Dios (1º S.28).

¿Puede dirigir al pueblo de Dios un hombre que no consulta a Dios? ¿Puede ejercer autoridad sobre el pueblo de Dios un hombre rebelde que desobedece la palabra que le fue dada? ¿Puede liderar sobre los escogidos de Dios un hombre que no confía ni cree en Dios? ¿Puede Dios usar a un hombre que hace lo que se le da la gana y no lo tiene en cuenta a él en sus decisiones?

Todos cometemos errores. Todos pecamos, aún los que amamos a Dios con todo nuestro corazón, y todos necesitamos que la sangre de Jesús nos limpie, pero hay errores y pecados que la gente de autoridad no se puede “permitir” en su vida. Y por gente de autoridad no me refiero a ti cuando tus padres te piden que cuides a tus hermanitos mientras ellos regresan, sino a pastores, líderes, maestros de la palabra, apóstoles, profetas y evangelistas. Gente llamada y ungida por Dios para hacer la obra de Dios, conforme al corazón de Dios, de acuerdo a la revelación de Dios y que viven en la presencia de Dios. Esa es la gente de autoridad. Y hay cosas que ellos no pueden permitir en sus vidas porque no sólo los afectará a sí mismos sino que afectará también a otros.

Extracto del libro “Desafíos Para Jóvenes y Adolescentes: 1º Crónicas”

Por Edgardo Tosoni

Descárgate GRATIS “Desafíos Para Jóvenes y Adolescentes: 1º Crónicas”. HAZ CLICK AQUÍ.



Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Ingresa tu email y recibe actualizaciones:

Enviado por FeedBurner