Bienvenido a Nuestro Blog

Devocional – SHOPPING “EL TEMPLO”

Devocional - SHOPPING "EL TEMPLO"

Pasaje Clave: Marcos 11:15-33

JESÚS PURIFICA EL TEMPLO 1

Jesús vuelve a Jerusalén y se dirige al templo, ¿qué sucede allí? (vs.15-16).

Para entender correctamente la conducta de Jesús es importante tener en cuenta lo que sucedía habitualmente en el atrio y en las afueras del templo. Durante la fiesta de la pascua (y las grandes fiestas nacionales) una infinidad de personas llegaban a Jerusalén. Venían de diferentes naciones y por lo tanto traían con ellos diferentes tipos de monedas. Si fuera hoy estaríamos hablando de euros, dólares, yen, pesos, etc. Traían dinero pero no traían animales para el sacrificio que demandaba la celebración de la pascua, por lo tanto, el atrio y las afueras del templo eran los lugares más frecuentados por los cambistas de dinero, los mercaderes y los vendedores de animales.

Los vendedores ofrecían los animales que reunían los requisitos exigidos para el sacrificio, y los cambistas de dinero convertían la moneda extranjera en el medio siclo requerido para pagar el impuesto anual del Templo. Los mercaderes por su parte ofrecían todo tipo de comidas, bebidas y utensilios.

Todo este gran comercio tenía lugar en el atrio del templo. El lugar se había transformado en un gigantesco “shopping”, perdiéndose el significado espiritual que poseía y el propósito para el cual había sido construido: adorar a Dios. Esto provocó el enojo de Jesús y su actitud de limpiar el lugar. Mira su respuesta en el vs.17.

Lee más sobre la purificación de Templo en “Desafíos Para Jóvenes y Adolescentes: Juan” Día 3.

Jesús tenía claro el significado espiritual y el propósito del templo y no estaba dispuesto a permitir que la casa de Dios se convirtiera en una cueva de ladrones.

No pierdas el significado de la casa de Dios ni el valor del congregar. Es cierto que la iglesia no es el edificio, la iglesia somos tu y yo, los creyentes en Jesucristo, pero el templo es el lugar en el que nos reunimos como iglesia para adorar, para orar, para practicar la comunión unos con otros, para encontrarnos con nuestros amigos y hermanos y alimentar la fe, la esperanza y el amor. Somos ministrados por la Palabra que escuchamos y ministramos a Dios con nuestra alabanza y adoración. Hay una unción especial de la presencia de Dios cuando estamos reunidos.

Cambia tu actitud! Necesitas congregar. Deja de quejarte cada vez que tienes que ir al templo, deja de poner excusas para faltar. Aprende a valorar y disfrutar la bendición de congregar. Vuelve a recuperar el significado que la rutina y la religiosidad te han hecho perder.

La primera estrategia de tu enemigo será alejarte de la comunión, sacarte de la iglesia. Cuando dejas de congregar empiezas a enfriarte espiritualmente. Dejas de recibir la verdad de Dios y te llenas de mentiras que te atan y esclavizan. Dejas de adorar, de bendecir y empiezas a hablar estupideces de las que después te arrepientes. Te alejas de la gente de fe que bendice y sana tu vida y te acercas a personas que no conocen a Dios que no hablan como Dios habla, ni piensan como él piensa ni viven como él desea que vivas. Dejas de alimentar tu fe y comienzas a alimentar pecados. Vuelve a congregar.

Te desafío a que invites a Jesús a limpiar el “templo” de tu propia vida. ¿Qué tienes adentro? ¿Qué haces a escondidas? ¿Qué ocultas, qué encubres? ¿Qué miras en secreto? ¿Qué pensamientos hay en tu cabeza que ya no deberías pensar?

Sólo Jesús tiene el poder de limpiarte total y completamente. Sólo necesitas pedírselo y Él lo hará.

LA FE EN DIOS LO HACE POSIBLE 2

Lee los vs.20-21, ¿qué sucedió con la higuera a la que Jesús había maldecido?

¿Qué quiso enseñarles Jesús? (vs.22-24).

¡Que si crees en Él todo es posible! Si crees su Palabra, lo que declares con tu boca será hecho. Ojo con esto. No cualquier “pavada”, no declaraciones egoístas, sino la Palabra que Dios te haya dado, la promesa que el Señor te haya revelado para tu vida. Créela y declárala, entonces lo que no es, será. Moverás tus montes, abrirás tus caminos y verás hecho aquello en lo que creíste, porque para Él no hay nada imposible.

Luego de esto Jesús les enseña el valor y la necesidad de perdonar (vs.25-26). Lee acerca del perdón en “Desafíos Para Jóvenes y Adolescentes: Mateo” Día 22.

Volviendo a Jerusalén, los principales sacerdotes, los escribas y los ancianos, cuestionan la autoridad de Jesús (vs.27-33).

Léelo en “Desafíos Para Jóvenes y Adolescentes: Lucas” Día 25.

Extracto del libro “Desafíos Para Jóvenes y Adolescentes: Marcos”

Por Edgardo Tosoni

Descárgatelo GRATIS haciendo CLICK AQUÍ.



Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Ingresa tu email y recibe actualizaciones:

Enviado por FeedBurner