Bienvenido a Nuestro Blog

Devocional – SABIDURÍA Y RIQUEZAS

Devocional - SABIDURÍA Y RIQUEZAS

Pasaje Clave: 2º Crónicas 9.

Continúa a ritmo agigantado la expansión económica de Salomón y su gran sabiduría (vuelve un momento al Día 1) a tal punto que más allá de las fronteras de su reino ya era conocido y se había vuelto famoso.

¿Quién llega a visitarlo atraída por su fama? (vs.1)
¡Bien! Sabá era la tierra de los sabeos en el suroeste de la península de Arabia, famosa por su comercio en oro, incienso, piedras preciosas y especias. Y su reina tenía especial interés en comprobar por sí misma si todo lo que se decía de Salomón era cierto.

Ella se presenta ante Salomón con innumerables regalos (valuados en ciento de miles de dólares, “una chica sin problemas económicos”, jajajaja), pero ¿cuál es su verdadera intención? (vs.1).
Ella saca su larguísimo y tan temido múltiplechoice (que a más de uno le ha matado su examen final) y prueba a Salomón. ¿Cómo reacciona él?

¿Qué hace? (vs.2).
¡ESPECTACULAR! El tipo no arrugó, no salió corriendo, no le agarró colitis, no puso excusas… Actuó como hombre enfrentando la situación y bajo la dirección sobrenatural de Dios respondió TODO!!
A ella se le cortó la respiración… Era la primera vez que un hombre… que un hombre… (no pudo seguir, le faltaba el aire… y el corazón le iba a mil).

“TÚ SÍ SABES CÓMO DEJAR SIN ALIENTO A UNA CHICA”
Ya sé lo que estás pensando: “Y… con dinero, un 0KM y una buena tarjeta de crédito, cualquiera asombra a una chica”. Ok. Es cierto (aunque no en todos los casos), pero antes de que te deprimas déjame decirte algo: La reina de Sabá vivía rodeada de lujos. Estaba acostumbrada a las riquezas, a la opulencia y a las tarjetas de crédito, jajaja. Seguramente se sorprendió al ver el lujo en el que vivía Salomón, pero hubo dos cosas bien puntuales que fueron las que dejaron a esta chica asombrada, sin aliento, totalmente shockeada. Descúbrelas en los vs.3 y 4. ¿Ya lo tienes? ¡Bien!

1. La sabiduría de Salomón: la comprobó por sí misma y quedó impactada.

2. (Y muy importante en la cabeza femenina): El detalle. Las mujeres miran TODO, y lo hacen con tal habilidad que nunca te enteras.

La reina de Sabá observó detalles (que sólo una mujer miraría): cómo estaban vestidos los criados y sirvientes de Salomón, cómo eran sus habitaciones, cómo estaban servidas las mesas. Detalles… Detalles… Detalles… que la impactaron totalmente y la dejaron muda del asombro.

Bien, el dinero es importante ya que te facilita ciertas comodidades, pero si quieres conquistar a la chica de tus sueños (aquella que Dios puso en tu corazón) aprende sabiduría y cuida el detalle.

Necesitas sabiduría para no meter la pata con ella. Sabiduría para no apresurar los tiempos ni retrasarlos indefinidamente. Sabiduría para moverte en sintonía con el Señor y hacer las cosas bien, en santidad. Sabiduría para saber cuándo hablar y cuándo callar. Sabiduría para saber qué decir y cómo decirlo. Sabiduría para sumarle bendiciones a su vida. Sabiduría para tratarla con el máximo respeto, como a un “vaso más frágil”.

Pero también necesitas cuidar los detalles (sin ser obsesivo porque espantarás en vez de atraer). Detalles: ¡báñate! ¡perfúmate! ¡cepilla tus dientes! ¡no comas ajo! ¡usa desodorante! ¡lávate los pies! ¡entálcate para evitar que la humedad te haga salir hongos por todos lados! ¡cúbrete la boca cuando estornudas! (a ninguna chica le gusta quedar cubierta de mocos y salivas). ¡No eructes delante de ella ni te tires gases! ¡aféitate! (salvo que le gusten las barbas) ¡sácate los pelitos de la nariz y de las orejas! ¡usa ropa y zapatillas limpias! ¡No te metas los dedos en la nariz ni te rasques el pupo! ¡Y cuando te agaches a recoger algo que tus pantalones y calzoncillos no te traicionen dejando media raya de tu cola al descubierto! (¡qué feo!).

Y como todo un caballero hónrala a ella mucho más de lo que ella te honre a ti (vs.12). Aprendan a intercambiar honra uno con el otro.

Luego de recuperarse del asombro, ¿qué hace la reina de Sabá? (vs.5-8).
En este momento de su vida (porque lamentablemente después no sería así) el testimonio de Salomón era tan fuerte que despertaba en los demás un profundo reconocimiento de lo que Dios estaba haciendo (vs.23).
En cuanto a riquezas, él era el rey más rico de la Tierra (vs.13-22). Pero además de ser sabio y rico, también ejercía gobierno y autoridad (vs.24-28).

¿Cuántos años reinó Salomón? ¿En dónde fue sepultado? ¿Y quién sería su sucesor en el reino? (vs.29-31).
Lee más sobre el reinado de Salomón y su decadencia moral y espiritual en “Desafíos Para Jóvenes y Adolescentes: 1º Reyes”.

Extracto del libro “Desafíos Para Jóvenes y Adolescentes: 2º Crónicas”

Por Edgardo Tosoni

DESCÁRGATE GRATIS!!!!! Desafíos Para Jóvenes y Adolescentes: 2º CRÓNICAS, haciendo CLICK AQUÍ



Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Ingresa tu email y recibe actualizaciones:

Enviado por FeedBurner