Bienvenido a Nuestro Blog

Devocional – PREPARADOS PARA CRUZAR

Devocional - PREPARADOS PARA CRUZAR

Pasaje Clave: Josué 3

LA PREVIA
Volvamos rápidamente al capítulo 1:11. ¿Qué orden específica había dado Josué?
¡En 3 días cruzarían el Jordán! ¡Por fín! Después de 40 largos años de estar dando vueltas por el desierto, están a solo 3 días de entrar a la Tierra Prometida… ¡solo 3 días! ¡Nada puede salir mal!
Ahora, 3 días después, todo estaba preparado para el gran cruce. Desde Sitim, lugar en el que habían estado acampando, ¿hacia dónde se dirigen? (vs.1)
¿Y qué sucede luego de 3 días más de descanso? (vs.2)
¡Claro! Todo tiene que estar en orden. Entonces los líderes le comunican al pueblo qué es lo que tienen que hacer antes de cruzar. ¡Se largó la previa!

La previa… La previa… La previa es importantísima…
En la previa de una competición deportiva, los jugadores y el cuerpo técnico se concentran. Nada de comer como chanchos, nada de trasnochar. Se repasan las jugadas, las tácticas y estrategias. Hay mucho en juego.
En la previa de un recital cristiano, la banda se prepara en oración y búsqueda de Dios (me refiero a las bandas que en serio son espirituales).
La previa de un buen noviazgo, es tener una muy buena amistad.
Y la previa de un matrimonio exitoso, es disfrutar de un noviazgo exitoso.
La previa es importantísima para disfrutar lo que viene después…

¿En qué consistía la previa del pueblo? ¿Qué tenían que hacer? (vs.3-5)
1º. Estar atentos a los movimientos del arca ¡y seguirla!
El arca es el símbolo de la presencia y del poder de Dios. Y mira si será importante que se la menciona 9 veces en este capítulo.
¿Y por qué tenían que seguirla? (vs.4)
¿Entiendes? Necesitamos la dirección de Dios (su Palabra, su revelación, su consejo, sus enseñanzas) porque hay “caminos” (experiencias, rela- ciones, situaciones, decisiones, desafíos, etc.) que no conocemos, que ignoramos, y si nos mandamos de una, ¡la embarramos!
¡Necesitas a Dios! Porque Él ve más allá de lo que tu ves. Él ya sabe qué consecuencias habrá si tomas esa decisión, si haces eso que estás pensando hacer. Habla con Dios y deja que Él te guíe hacia lo mejor.

2º. Santificarse (vs.5)
¡Sí! Se tenían que purificar. Esta purificación consistía en una limpieza general y en algunos casos incluía la abstinencia sexual, nada de relaciones sexuales (mira, por ejemplo, Ex.19:10, 14-15). Purificarse o santificarse era una manera de prepararse para experimentar el poder sobrenatural de Dios, una presencia especial de Dios.
¿Cómo te preparas antes de darle la clase a tus alumnos?
¿Cómo te preparas antes de ministrar en tu ministerio juvenil?
¿Cómo te preparas antes de salir a evangelizar o dar testimonio delante de tus amigos?
¿A qué y a quiénes tienes que renunciar definitivamente en tu vida?
¿Qué pecados sigues escondiendo, aparentando que todo está bien?
¿Quieres realmente más de Dios en tu vida? ¿Quieres más de su poder, de su santidad, de su revelación, de su autoridad?
¡Entonces tienes que santificarte! Si quieres ver las cosas grandes que Dios hará tienes que renunciar a todo lo que te hace mal.

LAS PROMESAS
Lee los versículos 7 al 13. ¿Listo? Ok. Hay tres promesas bien específicas.
Hay una promesa personal. ¿A quién está dirigida?
La Biblia está llena de promesas que puedes tomar para tu propia vida.

Hay una promesa grupal. ¿A quiénes está dirigida?
En la Biblia también hay montones de promesas para la iglesia, la familia, el matrimonio, la nación de Israel, etc.

Hay una promesa de un milagro. ¿Cuál es?
Todas las promesas de Dios se cumplen, ¡siempre! Apréndelas, créelas y decláralas sin dudar ni un poquito. #SerieDesafios

LAS DECISIONES
¿Qué hacen a continuación y qué sucede? (vs.14-17)
Relinda la previa… la súper disfrutamos… pero Dios no nos llamó a quedarnos en la previa. Dios nos llama a que avancemos, conquistemos, poseamos y superemos todo aquello que se interpone entre nosotros y nuestra bendición. ¡No te quedes en la previa! ¡Es solo preparación para todo lo grande que se viene a tu vida! ¡Para todo lo que Dios ya ha decretado y establecido para ti!
Había un Jordán que superar entre ellos y su gran bendición.
¿Qué tienes que vencer o superar, para conquistar lo que Dios quiere darte? ¿Cuál es tu Jordán? Piénsalo y que nada te detenga.

Extracto del libro Desafíos para Jóvenes y Adolescentes: Josué.

Por Edgardo Tosoni

DESCARGA GRATIS “Desafíos Para Jóvenes y Adolescentes: Josué”. Haz CLICK AQUÍ

 



Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Ingresa tu email y recibe actualizaciones:

Enviado por FeedBurner