Bienvenido a Nuestro Blog

Devocional – PALABRAS DE FE

Devocional - PALABRAS DE FE

Pasaje clave: Marcos 14:1-31

FIESTAS CONMEMORATIVAS 1

Falta muy poco para que Jesús sea traicionado y entregado en manos de sus enemigos para ser crucificado, aun así, en lugar de esconderse y huir (algo que jamás hubiera hecho) decide celebrar las fiestas conmemorativas del pueblo de Israel.

¿Cuáles eran estas fiestas? (vs.1 y 12).

Pascua significa “pasar sobre” (Éxodo 12:1-14). Esta fiesta les recuerda a los judíos el gran día de liberación de Egipto, cuando el Ángel del Señor pasó por toda aquella tierra matando a los primogénitos egipcios, pero pasó sobre el pueblo de Israel sin juicio ni castigo al ver la sangre del cordero en las puertas de sus casas. Ese día fueron hechos libres. “Veré la sangre y pasaré de ustedes”.

Hoy Dios también ve la sangre que Jesús derramó por nosotros en la cruz, y al ver la sangre que ha limpiado nuestros corazones y nos ha lavado de todo pecado, pasa y no hay juicio.

  • Él ve la sangre y no eres condenado.
  • Él ve la sangre y no eres castigado.
  • Él ve la sangre y rechaza toda acusación de Satanás.
  • Él ve la sangre y nunca más se acuerda de tus pecados. ¡Nunca más!
  • Él ve la sangre y su ira y juicio pasan y no te alcanzan.

¿No sientes ganas de decirle ahora mismo: “Gracias Jesús por tu sangre derramada en la cruz? ¡Gracias Señor por la sangre que limpia todos mis pecados! ¡Gracias precioso Señor por tu sangre que me libera de toda culpa y acusación! ¡Gracias porque no ves mi pecado, ves la sangre! ¡Ves la sangre y el maligno no me toca! ¡Ves la sangre y me libras de mi enemigo! ¡Gracias Señor Jesús por la cobertura de tu sangre sobre mi vida!”

La Fiesta de los Panes sin Levadura comenzaba inmediatamente después de la Pascua, duraba una semana, y durante esos días no se comía pan leudado en conmemoración de la huida de Egipto cuando el pueblo comió solo panes sin levadura. Ambas fiestas eran celebradas como una sola (Lucas 22:1). En medio de estos festejos y conmemoraciones, Jesús participó junto a sus más íntimos discípulos de una nueva celebración: la Cena del Señor. ¿Cuál es su significado? (vs.22-24).

¡RESUCITARÉ!

Sin embargo no todo fue festejo y celebración.

¿Qué les revela Jesús a sus discípulos durante la pascua? (vs.17-20).

¿Y qué sentencia establece sobre ese traidor? (vs.21).

¿Sería el único que esa misma noche traicionaría a Jesús? (vs.26-31).

En medio de las traiciones, el dolor y la muerte que experimentaría, ¿qué declaración poderosa hace Jesús? (vs.28).

Jesús sabe que va a morir pero habla de resurrección. Él sabe que lo van a torturar pero habla de resurrección. El dolor más profundo atravesaría su alma y su cuerpo pero Él habla de resurrección. Todos lo abandonarían, traicionarían y rechazarían pero él declara que luego de resucitar iría delante de ellos a Galilea.

¡Fe! ¡Palabras de fe! ¡Declaraciones de fe! No niega el dolor, no niega el sufrimiento, no niega la muerte, no niega el momento difícil que le toca vivir, ¡no!, es bien real, pero por la fe mira más allá de todo eso, mira la resurrección, celebra la vida, habla de lo que hará cuando vuelva a vivir y ese tiempo de dolor termine.

Jesús está diciendo: el dolor no es mi fin, este sufrimiento no es mi fin, esta depre no es mi fin, esta pérdida no es mi fin, este aparente fracaso no es mi fin, esta enfermedad no es mi fin, la separación de mis padre no es el fin, que mi novio me haya dejado por otra no es mi fin, que me haya ido mal en el examen final no es mi fin, mi fin es la vida, mi fin es la resurrección de todas las cosas, mi fin es lo que vendrá después, mi fin es lo que lograré.

Lo que viene es increíble. Lo que viene es glorioso. Lo que viene te sorprenderá, lo que viene es extraordinario. Lo que viene sobre tu vida es mayor a todo lo que has vivido hasta ahora. Este es tu momento de dolor pero el gozo viene. Este es tu momento de enfermedad pero la sanidad viene. Este es tu momento de pérdida, pero todo te será restituido. Hoy te sientes vacío y seco pero volverás a dar frutos y a experimentar la vida. ¡Resucitaré!

Extracto del libro “Desafíos Para Jóvenes y Adolescentes: Marcos”

Por Edgardo Tosoni



Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Ingresa tu email y recibe actualizaciones:

Enviado por FeedBurner