Bienvenido a Nuestro Blog

Devocional – MEJOR SOLA QUE MAL ACOMPAÑADA

Devocional - MEJOR SOLA QUE MAL ACOMPAÑADA

Pasaje clave: Génesis 38.

Dejemos a José por unos momentos (bastantes problemas ya tiene) y miremos juntos otra historia. Una historia de amores, sexo y muertes.
El protagonista principal es Judá, el cuarto hijo de Jacob y Lea. Luego que él y sus hermanos vendieran a José, ¿a qué se dedica? (vs.1-2)
¡Sí, el muchacho se dedicó a procrear! Y lo hizo con una chica cananea. Ya hablamos de los problemas que causan estas relaciones (Día 46).
Indudablemente invirtió algunos años en la tarea de procrear porque ¿cuántos hijos tuvo y cómo se llamaron? (vs.3-5)
¡Un gran procreador! Tranquilo/a, estos primeros versículos son solo la introducción a lo que será el clímax de nuestra historia. Sigamos.

Pasaron algunos años y el mayor de sus hijos llamado Er, ya tenía edad para tener novia y casarse. Y de acuerdo a la tradición de aquellos tiempos el papá eligió una esposa para su hijo. ¿Cómo se llamaba la chica? (vs.6).
Recuerda este nombre porque lo vas a leer muchas veces a lo largo de este capítulo.

¡A ESTA CHICA NO HAY ESPOSO QUE LE DURE!
A ella no le fue nada bien con su primer esposo. ¿Qué sucedió con él? (vs.7).
¡Dios mismo lo mató! Esto es tremendo. La expresión “ser malo ante los ojos de Jehová” no es superficial ni simbólica. Con estas palabras se enfatiza que la persona, deliberadamente, hacía lo malo aún conociendo sus consecuencias y sabiendo que Dios lo repudiaba.
“Ser malo” es un estilo de vida basado en la maldad. Todas sus conductas estaban enfocadas hacia la práctica del pecado. Es como si la persona pensara: “¿A Dios le desagrada esto? ¿Es malo? ¿Es pecaminoso? ¿Lo ofende? Entonces a mí me gusta y lo hago”. Dios mismo le quitó la vida.

¿Qué decisión toma Judá? (vs.8).
En lugar del muerto Er, le entrega como esposo a su 2º hijo, Onán.
¿Qué hace Onán y cómo termina su vida? (vs.9-10).
¡Pobre chica! Todavía no puede disfrutar de un matrimonio estable y tranquilo porque los hijos de su “querido suegro” son lo peor de lo peor. ¡A este también lo mató Dios!
¿Y por qué eran lo peor de lo peor? Porque nacieron, crecieron y se formaron en un ambiente pagano con valores y principios de vida sin Dios. Y el gran responsable de esto fue el mismo Judá.

¿Entiendes lo que hacía Onán? Después de cada relación sexual y cuando ya estaba listo para eyacular, en vez de continuar con el coito, ¡eyaculaba su semen en la tierra! (“vertía en tierra”). Con este primitivo y poco eficiente método anticonceptivo, Onán se aseguraba que su esposa no quedara embarazada y de esta manera no le daba descendencia. De haberlo hecho, serían los “hijos de su hermano” y todos los beneficios y derechos económicos serían para ellos y ¡no para él! Fue por esta actitud egocéntrica que Dios también lo mató a él.
Muchos maestros y líderes usan éste pasaje para decirte que “el onanismo” (palabra que proviene de Onán y que se asocia a la masturbación) es un pecado que Dios castiga. ¡Naaaaadaaa que veeeeer!
¡Dios NO lo castigó porque él eyaculaba en la tierra, en el calzoncillo o donde fuere! ¡Dios lo castigó por no querer darle descendencia a su hermano!
¿Qué le pide, entonces Judá a Tamar? (vs.11).

UNA NUERA “FÁCIL” Y UN SUEGRO MUY “CARIÑOSO”
Tamar estaba desesperada por tener un hijo, pero Judá no lo largaba a Sela para dárselo como esposo y ella no tenía ningún interés en esperar más.
¿Qué estrategia elabora y qué resultados obtiene? (vs.12-18)
Tamar se disfrazada de prostituta, tiene sexo con su lujurioso suegro y se embaraza de él. ¡Pero sólo lo hace con la intención de tener un hijo!
Los programas de chimentos estaban a full y Judá se entera de que su nuera estaba embarazada. ¿Qué decide hacer con ella? (vs.24)
¡Estaba muy enojado porque ella había tenido sexo vaya a saber con quién!
¿Con quién había tenido sexo? (vs.25-26)
¿Y cómo finaliza esta loca historia? (vs.27-30).

¿Sabes cuál es la importancia de Tamar en toda esta historia?
De la descendencia de su hijo Fares, muchos siglos después, nacería el rey David, aquel hombre conforme al corazón de Dios. Con su acción arriesgadísima, que de ninguna manera fue correcta, ella salvó a Judá de la extinción de su descendencia.
¿Qué piensas acerca de la conducta de Onán? ¿Y de las actitudes de Judá y de Tamar? ¿Conoces relaciones de pareja basadas en el engaño y la mentira? ¿Qué consecuencias piensas que sufren estas parejas?

Extracto del libro “Desafíos Para Jóvenes y Adolescentes: Génesis Edición Extendida”

Por Edgardo Tosoni

DESCARGA GRATIS “Desafíos PJA: Génesis Edición Extendida”. Haz CLICK AQUÍ



Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Ingresa tu email y recibe actualizaciones:

Enviado por FeedBurner