Bienvenido a Nuestro Blog

Devocional – ¿ME AMAS MÁS QUE ESTOS?

Devocional - ¿ME AMAS MÁS QUE ESTOS?

Pasaje Clave: Juan 21

¡Felicitaciones! Llegaste al último capítulo del evangelio de Juan y también al final de la Serie “Desafíos Para Jóvenes y Adolescentes: Los Evangelios”. Mi oración y mi deseo es que estos 120 encuentros te hayan servido no sólo para conocer más acerca de Jesús sino también para desafiarte a ti mismo a creerle más, a obedecerlo más, a amarlo más y tomarlo como un héroe para tu vida. La mejor de tus decisiones será hacer de Jesús el centro de tu vida y elegirlo a él por encima de todo lo demás.

¡MUCHACHOS, EL ASADO ESTÁ LISTO!
¿En qué sitio vuelve a encontrarse Jesús con sus discípulos? (vs.1).
El mar de Tiberias también es conocido como mar de Galilea y lago de Genesaret.
¿Alguna vez te pusiste a pensar a dónde iba Jesús después de los encuentros que tenía con sus discípulos?
Antes de la crucifixión Jesús vivía con ellos, estaban siempre juntos, pero después de la resurrección ya no estaban todo el tiempo juntos. Jesús se les aparecía en determinados lugares (Jn.20:19, 26, 21:1, Lc.24:13-15, 31, 36, Mr.16:12, 14, Mt.28:16-17), y desaparecía. Se iba, ¿a dónde?
El Jesús resucitado podía moverse entre el mundo material (la Tierra) y el mundo espiritual sin limitaciones espacio-temporales. Por lo tanto, no es loco suponer que cuando no estaba con los discípulos en la Tierra, estaba con su Padre en los cielos. ¡Iba y venía! Hasta el día en que subió a los cielos definitivamente.

¿Quiénes estaban junto al mar de Tiberias y qué hacían? (vs.2-3).
Jesús se aparece, ¿qué les pide, qué le responden ellos y qué indicación precisa les da él? (vs.4-6).
¡El mismo poder! La misma palabra de autoridad que sólo necesita ser creída y obedecida. Milagro 100% garantizado.
¿Quién reconoce a Jesús? (vs.7).
Es interesante, Juan lo reconoce. ¿Recuerdas lo que leímos ayer acerca de Juan cuando entró al sepulcro? ¿Lo que sucedió con él? ¡Creyó!
El que cree, ve. El que cree, reconoce. El que cree, discierne y entiende. Juan había creído y fue el único capaz de reconocerlo. “Si crees verás…” dijo Jesús. Juan creía, y él fue capaz de ver que quien les hablaba era Jesús.

¿Con qué se encuentran en la orilla? (vs.9-13).
¡Con el asado listo! ¿De dónde sacó Jesús el pescado que asaba y el pan?

¿ME AMAS MÁS QUE ÉSTOS?
En 3 preguntas Jesús cambia la vida de Pedro para siempre. Pedro lo había negado, ¿recuerdas? Pero Jesús no le reprocha nada, no lo acusa, no le pide explicaciones, por el contrario, lo desafía a asumir nuevas y mayores responsabilidades. Jesús sabía que Pedro se había arrepentido completamente de lo que había hecho. Jesús también sabía cuál era el propósito para la vida de Pedro, sólo era necesario qué él mismo lo viera.

¿Qué le pregunta Jesús? (vs.15-17).
¿Quiénes son “estos” a los que se refiere Jesús?
“Estos” puede referirse al resto de los discípulos. Es como si le preguntara: “¿Me amas más que éstos otros discípulos?”
“Estos” también puede referirse a sus herramientas de pescador: a su barca, a sus redes, a su negocio. Es como si le preguntara: “¿Me amas más que éstos, que tu barca, tus redes, tus peces, tu negocio?”
¿Amas a Jesús? ¿Lo amas más que otros? ¿O las personas que eliges  en tu vida sólo enfrían tu amor por Jesús?
¿Lo amas más que a tus propios planes y proyectos?
¿Lo amas tanto que renuncias al pecado y dejas de vivir como tu quieres?
¿Cuánto lo amas?
¿A qué o a quiénes tienes que renunciar por amor a él?
Si lo amas, ¿cuánto tiempo pasas con él en oración, en adoración?
Si lo amas, ¿estás dispuesto a servir por amor?

El “me amas” de Jesús en las dos primeras preguntas es “ágape” (en griego). Y significa amor incondicional, amor total, amor sin medidas.
El “te amo” en las 3 respuestas de Pedro y en la última pregunta de Jesús es “fileo” (en griego). Y significa amor entrañable, amor de amigos, afecto profundo por alguien.
Pedro lo amaba pero aún no con el amor ágape. Jesús lo entiende y aún así cree en él y le entrega el liderazgo de las ovejas (la iglesia que algunas semanas más tarde revolucionaría el mundo entero).
Jesús también cree en ti y en el propósito que ha establecido para tu vida. ¿Le amas?

Extracto del libro “Desafíos Para Jóvenes y Adolescentes: Juan”

Por Edgardo Tosoni



Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Ingresa tu email y recibe actualizaciones:

Enviado por FeedBurner