Bienvenido a Nuestro Blog

Devocional – MÁS PARÁBOLAS… MÁS REVELACIÓN… 2

Devocional - MÁS PARÁBOLAS... MÁS REVELACIÓN... 2

Pasaje Clave: Marcos 4:21-41

Jesús continúa hablando por medio de parábolas. Veamos lo que quiere enseñarnos.

PARÁBOLA DEL CANDIL

¿Qué explica Jesús acerca de esta parábola? (4:21-23).

Imagínate la siguiente situación: Una noche de tormenta, vientos, lluvia y de pronto… zaz… ¡se corta el suministro eléctrico y te quedas sin luz! La oscuridad es absoluta. Sales de la “cueva” de tu habitación a buscar “luz”, una linterna, una vela, un fósforo, lo que sea… algo para iluminar y ver en medio de tanta negrura. Luego de tropezar y llevarte por delante todos los muebles de tu casa logras encontrar las velas. Las enciendes, vuelves a tu habitación y ¡las pones debajo de tu cama!

¿Harías algo tan estúpido? ¿De qué sirve tener 5 velas encendidas debajo de una cama, o adentro de un armario?

¿No somos así de absurdos cuando nos escondemos y huimos de los no cristianos para “no contaminarnos”?

¿No somos igualmente tontos cuando escondemos nuestra fe en Jesús?

¿No es tonto “evangelizar” adentro de nuestros templos, mientras que los que no tienen a Jesús andan por la calle?

Somos luz para que lo oculto se manifieste y lo escondido sea revelado.

¿Sabes cuándo alumbramos?

  • Alumbramos cuando nos enfrentamos al aborto levantando nuestra voz a favor de los fetos inocentes que no tienen vos para defenderse a sí mismos.
  • Alumbramos cuando denunciamos la trata de blanca, los abusos sexuales y las violaciones, y cuando ayudamos de alguna manera a esas víctimas a rehacer sus vidas.
  • Alumbramos cuando declaramos: ¡Basta de violencia de género! ¡Basta de maltratos!, y lo denunciamos para que los inocentes sean protegidos.
  • Alumbramos cuando defendemos los valores de la familia y del matrimonio, ante el avance de la infidelidad y la homosexualidad.
  • Alumbramos cuando hacemos algo por los niños de la calle y por las mamás adolescentes.
  • Alumbramos cuando defendemos la pureza y el placer sexual frente a las perversiones de la pornografía.
  • Alumbramos cuando declaramos que educación sexual no es regalar preservativos para que los adolescentes se vuelvan más promiscuos y descontrolados, sino enseñar los valores de la vida, el amor, el respeto y la responsabilidad de las decisiones, en un proyecto a largo plazo. Porque el amor no es una noche de sexo, sino un compromiso con la persona a la que amamos.

PARÁBOLA DE LA SEMILLA QUE CRECE

¿Con qué compara Jesús el reino de Dios? ¿Y qué sucede? (4:26-29).

Esta parábola habla de crecimiento y desarrollo.

Un hombre siembra una semilla que durante la noche brota y crece sin que él sepa cómo. Continúa su desarrollo y ahora es una espiga llena de frutos, lista para ser cosechada.

Así es el reino de Dios. Crece y se desarrolla. Y si vives de acuerdo a los valores del reino de Dios nada impedirá que tu vida también crezca y se desarrolle.

Métete con Dios (sin encerrarte en la iglesia). Ámalo, obedécelo, ten una relación personal con él todos los días, créele, habla como él habla… crecerás y te desarrollarás en todo lo que emprendas.

LA PARÁBOLA DEL GRANO DE MOSTAZA

Jesús compara nuevamente el reino de Dios, ¿con qué? (4:30-32).

Aunque esta parábola es similar a la anterior en cuanto a que se siembra algo (un grano de mostaza) que luego crece y se desarrolla, el final es diferente.

En la parábola anterior, cuando el fruto está maduro, se cosecha, pero en esta parábola no hay cosecha, sino cobertura. Debajo de sus grandes ramas hacen morada las aves. Esta parábola habla de expansión ilimitada y cobertura.

El reino de Dios crece y se desarrolla en una expansión ilimitada que da cobertura a todos los hombres y mujeres, sin distinguir razas, clases sociales, edades, sexos, educación o posiciones económicas.

El reino de Dios, por medio de la iglesia, es el único ámbito que agrupa tanta diversidad, variedad y diferencias, sin discriminar, sin rechazar, sin cuotas de ingreso, sin distinciones de ningún tipo.

Hay cobertura para todos. Hay espacio para todos. Todos somos VIP en el reino de Dios. No te sientas excluido ni marginado. Hay lugar para ti también.

Extracto del libro “Desafíos Para Jóvenes y Adolescentes: Marcos”

Por Edgardo Tosoni

Descárgatelo GRATIS haciendo CLICK AQUÍ.



Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Ingresa tu email y recibe actualizaciones:

Enviado por FeedBurner