Bienvenido a Nuestro Blog

Devocional – MALDAD Y GIGANTES

Devocional - MALDAD Y GIGANTES

Pasaje Clave: Génesis 6:1-8.

Han pasado cientos de años desde que Adán y Eva fueron echados del huerto del Edén…
Han pasado cientos de años desde que Caín matara a Abel y desde que Set, el sustituto, engendrara a su hijo Enós…
Han pasado cientos de años desde que Enoc caminara íntimamente con Dios y fuera llevado a los cielos sin morir…
Han pasado cientos de años desde el nacimiento de Noé (5:32)…
Entonces, algo completamente inesperado sucede cuando los seres humanos comienzan a multiplicarse sobre la tierra…

¿Qué es lo que sucede? (vs.1-2)
¿Quiénes son estos “hijos de Dios”? ¿Y quiénes son las “hijas de los hombres”? Mmmmmm… Hay dos interpretaciones principales…

1º Interpretación: “Santos” y “Mundanos”.
Algunos expertos creen que “los hijos de Dios” eran los descendientes santos de Set (los chicos que van a la igle, congregan, se portan bien y aman a Dios) y que “las hijas de los hombres” eran las descendientes del maldito Caín (las chicas malas que andan en cualquiera).
Según esta interpretación los chicos “buenos y santos” se enamoraron de las chicas “malas y mundanas” (pero muy lindas) y tuvieron bebés… ¡Ops!
Y esos bebés se convirtieron en gigantes (vs.4), y esto provocó el enojo de Dios (vs.3 y 5) y su decisión de destruir la tierra (vs.6-7).
Jajajajajajajajaja… ¿A quién se le ocurrió semejante disparate de interpretación? ¿Acaso los descendientes de Set eran todos unos súper santos, sin pecados y “perfectos”, y las descendientes de Caín eran todas unas locas de atar, pecadoras y endemoniadas? Nooooooo…
¿Y cómo es posible que la unión de “santos” y “pecadores” produjera gigantes? Noooooo… Esta interpretación es malísima.

2º Interpretación: Demonios y Humanos.
En el Antiguo Testamento, “hijos de Dios” es una expresión que se refiere a los seres espirituales (Job 1:6; 38:7, Sal.29:1, 89:6-7, Dn.3:25) y en este caso específico a los ángeles caídos (demonios). En algunas ocasiones Israel (Dt.14:1) o los reyes (2 S.7:14) son llamados “hijos de Dios”; sin embargo aquí el significado es de seres espirituales. Y las “hijas de los hombres” son las bellas mujeres.

¿Qué es lo que sucedió entonces? Los ángeles traspasaron los límites establecidos por Dios y se unieron sexualmente con las mujeres. El límite entre lo divino y lo humano fue quebrado por estos seres espirituales.
¿Qué dice de estos ángeles Judas 1:6-7 y 2º P.2:4-6?
Ellos no fueron dignos porque (al igual que los de Sodoma y Gomorra), cometieron pecados sexuales contra naturaleza, y a causa de su pecado fueron encarcelados en prisiones eternas para el día del juicio.
La naturaleza espiritual de los ángeles caídos mezclada con la naturaleza humana de las mujeres, ¿qué resultado produce? (vs.4)
Los gigantes (en hebreo “nefilim”) no sólo eran seres de gran estatura, sino que además eran feroces, impíos, metían miedo y causaban destrucción por todas partes. Ellos llegaron a ser poderosos, temidos y reverenciados.

TE DARÉ 120 AÑOS…
¿Qué determinación toma Dios ante semejante descontrol? (vs.3)
Dios le pone un límite a la maldad humana: 120 años. Y esto puede significar:
n 120 años como edad máxima para la raza humana. (Ve a la página 29 y fíjate cuántos años vivían, ¡una locura de años y sin una X-Box!).
n 120 años de paciencia, a partir de ese momento, para que se arrepientan y cambien sus conductas antes de que Dios libere su juicio sobre ellos.
¿Qué harías si Dios te dice: “Te doy un año de plazo para que te rescates, te pongas las pilas y cambies tu manera de vivir, de lo contrario soltaré todo mi juicio sobre ti?”. En serio, ¿qué harías?

MIRADA Y ARREPENTIMIENTO
Pero en vez de ser ellos, ¿quién fue el que se arrepintió? (vs.5-6)
Dios miró la maldad de ellos. Todas sus intenciones, acciones y propósitos eran malos. Toda la actividad humana estaba gobernada por la maldad.
Y a Dios “le dolió en su corazón”. Hay dolor en el corazón de Dios cada vez que pecamos, hay una profunda tristeza en Él a causa de nuestro pecado, ¡porque nos ama! ¡Porque le importamos! ¡Porque somos lo más valioso para Él! Porque le duele que mandemos nuestras vidas al tacho de basura.

Por la falta de arrepentimiento de las personas y por el aumento de la maldad ¿qué decisión terminante toma Dios y a quién reserva para Él? (vs.7-8)

Extracto del libro “Desafíos Para Jóvenes y Adolescentes: Génesis Edición Extendida”

Por Edgardo Tosoni

DESCARGA GRATIS “Desafíos PJA: Génesis Edición Extendida”. Haz CLICK AQUÍ



Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Ingresa tu email y recibe actualizaciones:

Enviado por FeedBurner