Bienvenido a Nuestro Blog

Devocional – “LOS CRISTIANOS SON UNOS FALSOS”

Devocional - “LOS CRISTIANOS SON UNOS FALSOS”

Pasaje clave: 1º Corintios 3:1-4.

¿Alguna vez escuchaste o te dijeron: “Salí de acá. Los cristianos son todos unos hipócritas, unos falsos”? “Mucha iglesia, mucha iglesia, pero hacen cualquiera”. “Mucho gloria a Dios y aleluya, pero fuman, dicen malas palabras, y tienen sexo”…

Y no nos olvidemos de los adultos cristianos que no pagan sus impuestos, que se “enganchan” de la luz o roban la señal de cable, de los “amables” en la iglesia pero violentos en la casa, de los que se “enferman” para faltar a su trabajo, de los que mienten y mandan a mentir… y la lista de ejemplos podría seguir y seguir y seguir.

Algo similar sucedía en la iglesia de Corintios cuando Pablo les escribe la primera carta. Algunas personas en la iglesia eran celosas, peleadoras, causaban divisiones y tenían conductas rebeldes, y otros hacían partidismo siguiendo a ciertos personajes y súper estrellas cristianas, olvidando que la fe se basa en creerle a Dios y no en cómo viven las personas.

Siempre hubo, y siempre habrá, personas que dicen ser cristianas, pero que viven como si no lo fueran. Mienten, roban, estafan, abusan, gritan, toman pastillas para los nervios, apuestan, fuman, se emborrachan, son infieles, y la lista podría seguir. A veces, incluso, son líderes cristianos, como los fariseos de la época de Jesús.

Tal vez pienses: “Bueno, nadie es perfecto”. Pero no es perfección lo que Dios quiere para sus hijos, sino santidad, avance, progreso, y no hipocresía ni una doble vida. Ser una cosa dentro de la iglesia y ser otra en la calle, no es el propósito de Dios para sus hijos.

¿Sabes lo que necesitamos?

  • Necesitamos admitir nuestras imperfecciones, nuestros pecados y errores.
  • Necesitamos confesarlos y renunciar a ellos.
  • Necesitamos apartarnos y sacar de nuestras vidas todo aquello que nos hace ser un mal ejemplo para los demás (sean o no cristianos) y que nos enferma interiormente.
  • Necesitamos aprender a vivir llenos del Espíritu Santo.
  • Necesitamos mirar a Dios y no a la gente.
  • Necesitamos un mentor que nos corrija, nos guíe y nos ayude a liberar todo el potencial que tenemos para vivir agradándole a Dios.

Enfocarte en las personas es una de las formas más rápidas de apagar tu amor por Dios ¡porque siempre encontrarás errores y defectos en los demás! ¡Empezando por tí mismo! Y no servirá de nada que te quejes delante de Dios diciéndole: “Señor, ¡había tantos hipócritas en la iglesia! y por ellos me aparté y no congregué más”.

¿Sabes qué te responderá Él? “Es verdad. Pero nunca te pedí que pusieras tu fe en la gente, sino en mí. Nunca te pedí que congregaras por las personas sino por amor a mí. Y nunca te pedí que miraras la vida de los demás sino tu propia vida”.

No permitas que las acciones de otros apaguen tu relación personal con Dios, enfríen tu amor por él y te lleven a tomar decisiones equivocadas, de las cuales, el único responsable serás vos mismo.

Piénsalo.

¿Estás permitiendo que otras personas te alejen de Dios?

¿Estás confundiendo santidad con perfección?

¿Por qué piensas que es tan fácil mirar las debilidades de otras personas en lugar de las nuestras?

¿Qué puedes hacer para concentrarte más en Jesús y menos en los demás?

Por Edgardo Tosoni



2 Comentarios para Devocional – “LOS CRISTIANOS SON UNOS FALSOS”

  1. BetSua

    Pastor cuál es la consecuencia de confundir sanidad con perfección??
    Cómo puedo saber si lo estoy confundiendo?

    • Edgardo

      Hola BetSua. ¡¡Bienvenida!! No es “sanidad”, es “santidad”. No es perfección lo que Dios quiere para sus hijos, sino santidad, avance, progreso… Perfecto solo es Dios (sin errores, sin defectos, sin equivocaciones de ningún tipo, sin pecados), por lo tanto NINGUNO de nosotros podríamos ser perfectos (pecamos, metemos la pata, nos equivocamos), por eso Dios NO NOS PIDE PERFECCIÓN (ser perfectos), sino SANTIDAD. Santidad es vivir como Dios quiere que vivamos, hablar como Jesús hablaría, reaccionar como Jesús reaccionaría, pensar como Jesús pensaría. No es tratar de “ser perfectos” (es IMPOSIBLE) sino agradar a Dios con nuestro estilo de vida privado y público.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Ingresa tu email y recibe actualizaciones:

Enviado por FeedBurner