Bienvenido a Nuestro Blog

Devocional – JESÚS EL PASTOR 1

Devocional - JESÚS EL PASTOR 1

Pasaje Clave: Juan 10:1-21

Antes de avanzar aclaremos un punto importante: el relato del buen pastor no es una parábola sino una alegoría (vs.6). A diferencia de la parábola, en una alegoría todos los detalles son importantes y todos tienen un significado determinado. Por ejemplo, Jesús habla de la puerta, del redil, de las ovejas, del ladrón, etc., todo  significa algo.

LA PUERTA, EL LADRÓN Y EL PASTOR
¿Quién es el ladrón y quién es el pastor? (vs.1-2).
¿A quiénes oyen y siguen las ovejas? (vs.3-4).
¿A quiénes no seguirán y por qué? (vs.5).
Estos primeros 5 versículos contienen la alegoría que Jesús les cuenta a los judíos. ¡Pero ellos no la entienden! Entonces Jesús se las explica.
¿Quién es la puerta de las ovejas? (vs.7).
Nuevamente Jesús utiliza el “Yo soy” (¿recuerdas su significado?).
¿Qué sucedió con aquellos que vinieron antes de Jesús? (vs.8).
¿Cuál es el resultado de entrar por la puerta? (vs.9).

Jesús es la puerta. Esto ya lo tenemos claro. Por una puerta entras y sales, esa es su función. Pero en el caso de Jesús es sólo una puerta de “entrada”. Cuando crees en él y le recibes en tu vida entras a la nueva vida de Jesús, entras a su amor, a su perdón, entras a su paz, a su poder, a su sabiduría, a su bendiciones, a su seguridad, a sus milagros, a sus cuidados y sanidades. Entras ¡pero no sales! Jesús es puerta de entrada pero no de salida. No hay un solo versículo que diga: “Yo soy la puerta, el que por mí saliere será condenado”. ¡No! Con Jesús estás seguro para siempre.

Pero la puerta también se utiliza para separar ambientes, lugares. Estas en un ambiente atraviesas la puerta e ingresas a otro ambiente. Cuando crees en Jesús y lo invitas a tu vida cambias de ambiente. Sigues estando  en la misma casa, con las mismas personas, pero algo cambió. No lo percibes con tus ojos pero algo es diferente. Por fuera todo sigue igual pero dentro tuyo hay algo nuevo, distinto: la vida de Jesús.
Sales del ambiente de “condenado” y entras al ambiente de “perdonado”.
Sales del ambiente de “pecador asqueroso y perdido” y entras al ambiente de “hijo de Dios santo y justo”.
Sales del ambiente de “hago la mía y vivo como quiero” y entras al ambiente de “hago la tuya Señor y vivo como tu quieres”.
Sales del ambiente de dudas y miedos y entras al ambiente de confianza, seguridad y fe.
Sales del ambiente de muerte y destrucción y entras al ambiente de vida y bendición.
Jesús cambia ambientes. Él es la puerta. ¿Ya has ingresado?

Vuelve a leer el vs.8 y compáralo con la 1º parte del vs.10. ¿Qué notas en común? ¡Excelente! ¿Y para ti, quién es el ladrón?
¡Muy bien! El ladrón es principalmente Satanás. Él es el máximo ladrón, el máximo asesino y el máximo destructor, pero ¿sólo él?
Ok. Los demonios también, ¿pero únicamente ellos?
Jesús dice que los “que antes de él vinieron eran ladrones y salteadores”. Esto significa que aquellos que te enseñan mal (como los legalistas fariseos, por ejemplo) ¡también son ladrones! Una mala enseñanza es tan destructiva como una falsa enseñanza. Hay personas que lamentablemente, por su manera de vivir y actuar roban, matan y destruyen a otros. Les roban la seguridad, les matan la fe y el amor por el Señor, y les destruyen la vida. Los llenan de miedos y manipulaciones. Les hacen vivir vidas cristianas aburridas y cargadas de culpas. ¡Esas personas también son ladrones!

Lee los vs.12 y 13. ¿Quién es el lobo que arrebata y dispersa?
¡Muy bien! Es otra manera de referirse a Satanás. Pero todos los que causan divisiones dentro de la iglesia y espantan personas ¡también son lobos! Mantente lejos de ellos.
Lee ahora la 2º parte del vs.10. A diferencia del ladrón y del lobo, ¿qué hace Jesús?
“Vida en abundancia” significa “una vida plena”. Más vida, mucha más vida. Ya tienes fe, pero hay más fe. Tienes bendiciones, pero hay más bendiciones. Tienes poder y autoridad, pero hay más. ¡Hay mucho más!

Y ahora, ¿qué dice Jesús de sí mismo y qué hace con las ovejas? (vs.11, 14-18).
¡Nos conoce y entrega su vida por nosotros! ¡Wooooww! ¡Gracias Jesús!
¿Buscas amor, necesitas sentirte amado/a? Entrégale tu vida a Jesús.
No hay mayor amor que el de aquel que te conoce y entrega su vida por ti.

Extracto del libro “Desafíos Para Jóvenes y Adolescentes: Juan”

Por Edgardo Tosoni

Descárgatelo GRATIS haciendo CLICK AQUÍ.



Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Ingresa tu email y recibe actualizaciones:

Enviado por FeedBurner