Bienvenido a Nuestro Blog

Devocional – HAI… AYYY… AYYY!!! AYYY!!!!

Devocional - HAI... AYYY... AYYY!!! AYYY!!!!

Pasaje Clave: Josué 7

NO… NO ME PISARON LOS DEDOS DEL PIE!!!
¡¡ES MUCHO PEOR QUE ESO!!
Jericó (su nombre significa “ciudad de la Luna”) ya había sido conquistada, destruida y quemada completamente. El miedo más terrorífico se había instalado en todos los habitantes de Canaán. ¡Todas las ciudades temblaban de pánico y esperaban desesperadas la hora de su destrucción!
El pueblo de Israel, bajo la presencia poderosa de Dios, era una fuerza imparable, un tsunami de destrucción. Por lo tanto, ¿cuál es la 2º ciudad elegida para conquistar? (vs.2) (Mira el Mapa de la Página 64).
Hai significa “ruina” y era una ciudad taaaaannnn antigua como Jericó, pero mucho más débil. Muuuuuuyyyyyy fácil de vencer.

¿Qué informes le presentan los espías a Josué? (vs.3)
¡Claro! Para qué vamos a ir todos a pelear. No es necesario. Esa ciudad es muy fácil de vencer. Pocos soldados. Y ya saben lo que pasó con Jericó.
Sin embargo, ¡¡¿con qué shockeante sorpresa se encuentran los soldados de Israel?!! (vs.4-5)
¡Les fue maaaalll! ¡Horriblemente mal! Fueron completamente humillados, perseguidos, derrotados y espantados de Hai. Ni siquiera le hicieron un rasguño a la ciudad. ¡Patético! ¡¿Cómo es posible?! ¡¿Qué pasó!?
Esas mismas preguntas se le cruzaban por la cabeza a Josué.

Derrotado, enojado, frustrado y sin entender nada de nada, ¿qué hace Josué? ¿Qué decisión toma? (vs.6-9)
¿Cuánto tiempo pasa humillado delante de Dios? (vs.6)
¿Qué quejas, mezcladas con dolor y amargura, le presenta a Dios? (vs.7-8)
¿Y qué es lo que le preocupa mucho? (vs.9)

¿Te fue mal en los exámenes finales? Ora. Habla con Dios. Pregúntale.
¿Te fue mal en tu noviazgo y fracasaste? Habla con Dios. Pregúntale a Él.
¿Invertiste tu dinero y perdiste todo? Ora. Habla con Dios. Pregúntale a Él.
¿Tus padres se divorciaron? Ora. Habla con Dios. Pregúntale a Él.
¿Tu mejor amiga te traicionó? Ora. Habla con Dios. Pregúntale a Él.
¿Se rompió la amistad con tu mejor amigo? Habla con Dios. Pregúntale a Él.
¿Te robaron, te lastimaron? Ora. Habla con Dios. Pregúntale a Él.

REVELACIÓN DEL CIELO PARA VER LO QUE NO VEMOS
Entonces, Dios nos oye. Dios nos responde y nos ayuda a entender qué es lo que sucedió, qué es lo que hicimos mal o qué errores cometimos.
¿Qué respuesta le da Dios a Josué? ¿Qué había pasado? (vs.10-12)
¡¡Terrible!! ¿Prestaste atención al largo listado de pecados que Dios les menciona? ¿En qué momento pecaron así? ¿Y quiénes lo hicieron?
¿Y por culpa de unos pocos, todos fueron derrotados y humillados?

Entendamos algunos principios importantísimos:

El pecado no es un juego. Es totalmente opuesto a la santidad de Dios.

Detrás de cualquier pecado (piensa en el que quieras) se esconden la rebeldía y la incredulidad. Dios se mueve en santidad, fe y obediencia.

El pecado es destructivo a largo plazo, aunque inicialmente “no pasa nada”, “todo bien”. Te atrapa, te ata y te mata. Siempre es así. Y lo primero que te mata es tu deseo por Dios y por las cosas de Dios. Te sientes frío hacia Dios. Te resulta un plomazo orar, ir a la iglesia, abrir la boca y alabar. ¿Y por qué? Porque el pecado (piensa en ese que siempre haces), te saca las ganas, te aleja de Dios, y busca más pecado. ¡Y encima te sientes culpable!

Te afecta a ti y afecta a todos los que te rodean. Si tu corazón no está bien por causa del pecado, tus pensamientos, tus actitudes, tus palabras, tus reacciones y tus decisiones ¡tampoco estarán bien! Y afectan los demás.

El pecado te roba todas las bendiciones del cielo, te cierra puertas y te hace perder más de lo que ganas.

¿Cómo solucionan el problema? ¿Qué les revela Dios? (vs.13-15)
¡Mmmmmm! Esto se va a poner feo. No se juega con la santidad de Dios.

OBEDEZCO SIN CUESTIONAR 5
Ahora Josué la tiene bien clara. Sabe por qué fueron humillados y derrotados y sabe qué es lo que hay que hacer para no volver a fracasar.
¿Qué decisión toma y a quién descubre como culpable? (vs.16-19)
¿Qué había hecho Acán? ¿Cuál fue su pecado? (vs.20-21)
¿A causa de su pecado, qué consecuencias sufre Acán, y quiénes sufren junto con él? (vs.22-26)
¡Terrible! No sólo muere él, sino también sus hijos y toda su familia.
Papá y mamá, ¿cómo están viviendo, cómo hablan, cómo reaccionan?
¿En qué conductas y palabras no son un buen ejemplo para sus hijos?
¿De qué necesitan arrepentirse y cambiar para proteger a toda su familia?

Extracto del libro Desafíos para Jóvenes y Adolescentes: Josué.

Por Edgardo Tosoni

DESCARGA GRATIS “Desafíos Para Jóvenes y Adolescentes: Josué”. Haz CLICK AQUÍ



Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Ingresa tu email y recibe actualizaciones:

Enviado por FeedBurner