Bienvenido a Nuestro Blog

Devocional – HABLAR PARA BENDECIR 2

Devocional - HABLAR PARA BENDECIR 2

Pasaje Clave: Josué 23

Al finalizar el Día 12 vimos a Josué como un líder espiritual. Además del líder militar que era, Josué tenía un corazón entregado a Dios, un corazón obediente y una actitud de búsqueda de Dios. Y cuando reúnes estas características, Dios te habla, Dios se te revela, Dios te da palabras para que enseñes y ministres a los demás. ¿Entiendes? El secreto no es tu inteligencia, el secreto es tu búsqueda de Dios.
Y ahora, en sus últimos años de vida (Josué ya es muuuuuuyyyyy viejo) (vs.1), continúa liderándolos espiritualmente.

Luego de convocar a toda la nación, a los sacerdotes y líderes de las tribus (vs.2), Josué les habla. Hay un tema que lo tiene muy preocupado y no quiere morirse sin dejarlo bien, bien claro. Vamos por parte.

DIOS PELEÓ NUESTRAS BATALLAS
¿Qué les recuerda Josué a todo el pueblo? (vs.3)
¡No pierdas la memoria de todo lo que Dios hizo por ti, por tu familia, por tus padres, por tu iglesia!
Tal vez ahora mismo te encuentres en una batalla. Tal vez estás peleando contra una enfermedad, contra una pérdida, contra una adicción… ¡no te des por vencido! ¡Recuerda las cosas grandes y buenas que Dios ha hecho!

Dios peleó sus batallas, pero ¿quién les repartió las tierras? (vs.4)
Tampoco te olvides de las personas que te bendijeron, que te ayudaron, que estuvieron contigo en tus momentos difíciles y complicados. Aunque ya no estén más, agradécele a Dios por cada uno de ellos… ¡Y mucho más por los que hoy están a tu lado, enviados por Dios para bendecirte y no dejarte solo!

¿Qué palabra de fe y ánimo les suelta Josué? (vs.5)
¡Woooooww! ¡Esto es pura fe! Recuerda que Dios peleó por ti, pero la buena noticia es que ¡Dios seguirá peleando por ti!
Tu enfermedad ¡Dios la pelea por ti! Tu dolor, ¡Dios lo pelea por ti! Tu tristeza, ¡Dios la pelea por ti! Tus pérdidas, ¡Dios las pelea por ti! Y con Él te será más fácil vencer. Tú cree, cree, cree y declara tu victoria (“saldré de esta”, “me irá bien”, “lo superaré”, “lo mejor viene”). Y cuando Dios haya echado a patadas a tus enemigos, no olvides que tu responsabilidad será poseer (Día 26).

A NOSOTROS NOS CONVIENE SER SANTOS
¡Todo bien con lo que hace Dios! pero, ¿cuál es la responsabilidad de ellos? (vs.6-7)
Por un lado hay acciones positivas: esforzarse, guardar, hacer, no alejarse de Dios ni de su palabra.
Por otro lado hay acciones negativas: no mezclarse con sus dioses, no servirlos ni adorarlos.
Hay algo que tienes que meter en tu vida (todo lo de Dios) y hay algo que tienes que mantener lejos de tu vida (todo lo que no es de Dios: pecados, ocultismo, heridas emocionales y herencias).

Hay una poderosísima razón por la que vale la pena hacer lo anterior y Josué se las explica, ¿cuál es? (vs.8-10)
¿Entiendes? Si con Dios puedes enfrentar a todos tus enemigos y vencerlos, si con Dios puedes hacer huir todo lo que el diablo te meta adelante, si con Dios eres mejor de lo que eres, entonces vale la pena seguirlo, creerle y obedecerlo en todo. Ni pensarlo: te conviene más estar con Dios que sin Él.

Pero esto no es lo único. ¡Hay más! ¿Cuál tiene que ser tu actitud hacia Dios? (vs.11)
¡Woooww! Escucha. La obediencia es importante, la fe es importante, seguir a Dios es importante, pero aprender a amarlo es superior a todo. El que ama, obedece. El que ama, cree. El que ama, sigue a Dios sin importarle lo que tenga que enfrentar. Amar a Dios es superior a todo lo demás. El que ama no abandona, el que ama no se borra, el que ama no deja de congregar ni de servir, ni de ser fiel. El que ama no baja su nivel de compromiso ni de entrega. Tienes que aprender a amar a Dios con todo tu corazón.

¿Qué advertencia terminante les hace Josué? (vs.12-13)
No te enredes con alguien que no ama a Dios con todo su corazón: sufrirás.

SI DIOS LO DICE, TE CONVIENE ESCUCHARLO
¿Cómo finaliza Josué su ministración? (vs.14-16)
Es fácil. Si vives como Dios quiere que vivas y lo amas y tienes un corazón agradecido y obediente, te irá bien en todo.
Pero si eres rebelde, desobediente y te mezclas con lo que no es de Dios, sufrirás, perderás oportunidades y lo mejor de Dios para ti. Piénsalo.

Extracto del libro Desafíos para Jóvenes y Adolescentes: Josué.

Por Edgardo Tosoni

DESCARGA GRATIS “Desafíos Para Jóvenes y Adolescentes: Josué”. Haz CLICK AQUÍ



Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Ingresa tu email y recibe actualizaciones:

Enviado por FeedBurner