Bienvenido a Nuestro Blog

Devocional – GUÍAME!!

Devocional - GUÍAME!!

Pasaje Clave: Marcos 11:1-14

UNA CLARA DIRECCIÓN

Betania se encontraba a unos 3 kms de Jerusalén y Betfagé estaba un poco más cerca. Antes de llegar allí Jesús se detiene, ¿y qué le pide a sus discípulos? (vs.1-3).

Las indicaciones son bien claras, e incluso les dice qué decir en caso de que surgiera algún contratiempo.

¿Qué hacen los discípulos? (vs.4-6).

Ellos hacen todo exactamente como se los pidió Jesús. Siguieron al pie de la letra sus indicaciones y les fue bien.

¿Sabías que la palabra de Jesús nos da una clara dirección?

Jesús no habla por hablar. Sabe lo que dice, sabe cuándo decirlo y sabe cómo decirlo.

Jesús no te habla para reprimirte, quitarte libertad o amargarte la vida. Jesús te habla para que madurez, para que tomes las decisiones correctas, para que avances, para que no te metas en problemas.

Si lo escuchas, si te tomas el tiempo para relacionarte con él en oración, leyendo su Palabra (por su medio Él te habla), adorando, expresándole tu amor, preguntándole lo que no entiendes, hablándole de lo que quieres o te preocupa, tendrás su dirección.

“¿Y cómo me doy cuenta de que él me dirige?”

Excelente pregunta. Su dirección vendrá a tu vida de múltiples maneras. Por ejemplo: Por medio de tus líderes y pastores, mientras escuchas una prédica, o poniendo paz en tu corazón. Mediante un tema musical cristiano, mediante la Biblia (si la lees), por medio de la suave voz del Espíritu Santo hablando a tu mente. La vida de alguien o su testimonio, también pueden ser usados por Dios para guiarte y darte dirección. Dios puede guiarte por medio de sueños y visiones (aunque siempre es conveniente que las compartas con tus líderes para tener una clara confirmación).

Lo importante es que oigas lo que él te dice y que no te pongas terco ni rebelde, porque entonces, a la larga, sufrirás. Pero no será porque sientas que él tiene algo personal en contra tuyo y no te habla, ¡no!, sino porque tú no quieres oírlo y te encaprichas haciendo lo que se te da la gana.

Aprende a escucharlo, déjate guiar por él y te irá bien en todo lo que hagas.

Mira lo que sucede a continuación (vs.7-11).

Jesús no se dejó manipular por el exitismo de las personas, porque quienes hoy lo alaban, mañana lo crucificarán.

No vivas en función de la opinión de las personas, son muy cambiantes. Aprende en cambio a vivir en función de las palabras del Señor Jesús. Él no cambia.

Lee más acerca de este relato en “Desafíos Para Jóvenes y Adolescentes: Mateo” Día 24.

LA FE EN DIOS LO HACE POSIBLE 1

De Jerusalén Jesús vuelve a Betania, ¡y tuvo hambre! (vs.12).

Sí, tuvo hambre, ¿qué tiene de extraño?

¿Pensabas que porque Jesús era 100% Dios no sentiría hambre?

Prepárate para una revelación poderosísima: No sólo sentía hambre, Jesús también iba de cuerpo, orinaba, sudaba, le crecían los vellos (sí, en las “zonas íntimas” también), le quedaba comida entre los dientes, roncaba, y tal vez le caía la “babita” de la boca cuando se quedaba profundamente dormido.

¿Cómo obtuve tan increíble revelación? Muy simple. Porque Jesús además de ser 100% Dios también era 100% humano. Totalmente humano y totalmente Dios. Y como hombre, hacía todas las cosas normales y naturales que todos los seres humanos hacemos, todo, excepto pecar.

Jesús no pecaba. Por lo tanto no había nada que limitara su autoridad y el poder que provenían de la relación diaria que tenía con su Papá celestial. Y como tuvo hambre, vio una higuera y quiso comer algunos de sus higos, ¿pero con qué se encontró? (vs.13).

¿Qué hace entonces? (vs.14).

Jesús esperaba encontrar frutos, pero sólo encontró hojas, por lo tanto declaró una palabra de autoridad. Le habló al árbol. ¿Y qué sucedió? Mañana, en el próximo tema, te vas a enterar. Por hoy te dejo dos enseñanzas para que las pienses:

Primero, somos llamados a dar fruto, no a ocupar lugares.

Segundo, si tienes una relación diaria con el Señor Jesús y alejas el pecado de tu vida, tendrás en tu boca palabras de autoridad. Y todo lo que pidas creyendo, se hará. Piénsalo.

Extracto del libro “Desafíos Para Jóvenes y Adolescentes: Marcos”

Por Edgardo Tosoni

Descárgatelo GRATIS haciendo CLICK AQUÍ.



Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Ingresa tu email y recibe actualizaciones:

Enviado por FeedBurner