Bienvenido a Nuestro Blog

Devocional – GEDEÓN 3

Devocional - GEDEÓN 3

Pasaje Clave: Jueces 7

UNA NUEVA IDENTIDAD
¿Con qué nuevo nombre lo llaman a Gedeón? (vs.1)
¿Y quiénes le dieron ese nuevo nombre? (6:31-32)
Jerobaal significa: “Contienda Baal contra él”. Otras traducciones de la Biblia dicen: “Que Baal se defienda contra él”.
Recuerda lo que leímos ayer de la obediencia de Gedeón destruyendo el altar de Baal. 15 veces en toda la Biblia (y 13 veces en Jueces) se lo identifica a Gedeón con el nombre de Jerobaal. ¡Es que él se atrevió a hacer lo que a nadie se le cruzó por la cabeza hacer! Hizo algo distinto, diferente a todos: todos construían altares a Baal y clavaban en tierra el palo de Asera, pero vino Gedeón, destruyó el altar, quemó el palo y en su lugar levantó un altar a Dios. Y por eso diferente, distinto, fue conocido y reconocido (sí, es cierto, también lo quisieron matar… bueno, “detalles”).
Cuando te atrevas a hacer en Dios lo que nadie más se atreve entonces serás conocido y reconocido. #SerieDesafíos

Piensa. ¿Cómo evangelizan todos? ¿De qué nueva manera o de qué manera diferente podrías evangelizar tu?
¿Cómo hacen publicidad todos para dar a conocer sus negocios y productos? ¿De qué manera novedosa, creativa, podrías hacerlo tu?
¿Cómo son las reuniones de tu ministerio juvenil? ¿Qué podrían hacer de diferente para que la Presencia de Dios sea aún mayor y más y más adolescentes y jóvenes asistan?

Fueron las personas de su tribu quienes les cambiaron el nombre a Gedeón ¡por su atrevimiento en Dios!, pero a ti y a mi, fue Dios mismo quien nos cambió el nombre. Sí, Dios nos ha dado una nueva identidad en Cristo.
Él nos llama: Conocidos, Bendecidos, Escogidos, Deseados, Amados, Aceptados, Redimidos, Creados, Guardados, Llamados, Justificados, Renacidos, Capacitados, Santificados, Glorificados, Perdonados… y la lista puede seguir y seguir y seguir… ¡Ese/a eres tú! ¡Ese soy yo!
Esta es nuestra nueva identidad. En Dios somos diferentes y podemos hacer cosas diferentes, distintas, creativas. No necesitamos copiar lo que hacen otros. Sí, podemos usarlo como modelo, como referencia, pero seamos capaces en Dios de romper moldes y estructuras y levantar altares nuevos.

LOS 300 DE GEDEÓN
Sí, sí. Gedeón también tuvo sus 300 escogidos y valientes. Recuerda que vimos ayer que todo el pueblo se reunió con Gedeón para pelear contra los madianitas. Sin embargo, ¿qué le dice Dios a Gedeón y por qué? (vs.2)
¡Estaban metidos hasta las narices con la idolatría! Lo único que faltaba es que también se atribuyeran a sí mismos (y a Baal) el triunfo contra los madianitas. Dios no lo podía permitir, entonces comienza la “eliminación”.
¿Quiénes son los primeros en irse de la batalla y volver a sus casas? (vs.3)
¡22000 miedosos pegaron la vuelta! Pero todavía eran muchos…
Entonces Dios implementa un nuevo, creativo y diferente sistema de selección de personal, ¿cuál es? (vs.4-6)
¡Y sí… así es Dios!
¿Te das cuenta que siempre se puede innovar con nuevas y creativas ideas que sean productivas y alcancen los objetivos previstos? No te limites a “lo mismo de siempre” ni en tu ministerio juvenil, ni en tu negocio, ni en tu formación personal. Busca maneras creativas y efectivas de hacer las cosas que llamen la atención y que alcancen propósitos.
¿Cuántos quedan para pelear contra los madianitas? (vs.7-8)
¡Ahí tienes a los 300 de Gedeón! Y con ellos Dios hará maravillas.

Horas antes de la batalla, Dios alienta a Gedeón (recuerda que Gedeón no era un guerrero, era un campesino). ¿Qué le pide que haga? (vs.9-14)
¿Cómo reacciona Gedeón a lo que está sucediendo en el campamento de los madianitas? (vs.15)
¡Haz lo mismo! Adora, agradece, alaba. Quita la queja, el malhumor, llénate de fe en Dios adorándolo y agradeciéndole por lo que Él hará, porque Él pelea a tu favor. No tengas miedo. ¡avanza en lo que Dios te dijo que hagas!
Minutos antes de la batalla, ¿qué indicaciones precisas les da Gedeón a los 300 y qué sucede a continuación? (vs.16-25)
El líder enseña cómo se hace y da el ejemplo haciéndolo, sino no es líder. Líder no es el que da órdenes, sino el que sirve y trabaja mas que todos.

¿Qué sucede con los príncipes del ejército madianita? (vs.26-27)
Oreb significa “cuervo” y Zeeb “lobo”. Las cabezas de estos dos príncipes madianitas fueron entregadas a Gedeón.
Gedeón, el destructor de Baal, también bajó de un plumazo al cuervo y cazó al lobo, porque si te atreves a hacer lo que nadie más hace, entonces también conquistarás y poseerás lo que nadie más puede. Piénsalo.

Extracto del libro Desafíos para Jóvenes y Adolescentes: Jueces.

Por Edgardo Tosoni



Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Ingresa tu email y recibe actualizaciones:

Enviado por FeedBurner