Bienvenido a Nuestro Blog

Devocional – DIOS VE LO QUE NO VEMOS

Devocional - DIOS VE LO QUE NO VEMOS

Pasaje Clave: Mateo 9:1-17.

¿Con qué milagro poderosísimo comienza éste capítulo? (vs.1-8)
Para conocer todos los detalles lee “Desafíos Para Jóvenes y Adolescentes: Lucas” Día 5 y “Desafíos Para Jóvenes y Adolescentes: Marcos” Día 3.
Y ahora sí llegó el momento de conocer a Mateo.

¿QUIÉN ES MATEO?
Lee los versículos 9 al 13.
Era hijo de Alfeo y su otro nombre era Leví (Mr.2:14, Lc.5:27). Pero en el barrio también lo conocían como “el publicano”, por su oficio de cobrador de impuestos.
En esa época, ser publicano era sinónimo de “estafador” y “ladrón”, porque el publicano era el encargado de cobrar los impuestos (tributos) del pueblo. Y la gente no los quería porque les robaban cobrándoles de más.
Los publicanos tenían una pésima imagen y una peor fama: eran explotadores, extorsionadores, corruptos y ladrones. Y por lo tanto eran los más repudiados y odiados, a tal punto que habían sido echados de las sinagogas (las iglesias judías) por sus propios hermanos judíos. Era tal el desprecio que sentían por ellos que los comparaban con los pecadores y las prostitutas. Así era Mateo, un publicano. Y no lo querían en el barrio.

JESÚS VE LO QUE NOSOTROS NO VEMOS
¿Qué hace Mateo (Leví) cuando Jesús lo llama? (vs.9).
Mateo escucha y obedece la voz de Jesús. Deja todo y lo sigue. Decide renunciar a su vida de estafador, ladrón y pecador, para convertirse en un discípulo de Jesús. Pero no en un discípulo mediocre, en uno más del montón, (un poquito con Dios, un poquito con el diablo; un poquito en la iglesia, un poquito en el mundo), ¡no! sino en el discípulo a quien el Espíritu Santo escogería para ser el escritor del primer evangelio.

Nadie daba nada por Leví, era muy mal visto por todos, y si no hubiera sido por Jesús, jamás hubiera llegado a nada. Pero al que todos despreciaban, Jesús lo amó. Y al que todos rechazaban, Jesús lo aceptó. Y lo mismo hace con nosotros.

¿Quién de nosotros hubiera escogido a esa persona para una tarea  tan espiritual? ¡Ninguno de nosotros!
¿Quién de nosotros hubiera pensado en él para algo importante? ¡Nadie!
Excepto si el que lo encuentra es Jesucristo. ¿Por qué? Porque Jesús ve lo que nosotros no vemos. Jesús no ve al odiado, al despreciado, al pecador. Jesús ve a un discípulo, Jesús está viendo al apóstol.
Y a partir de ese momento, el Mateo corrupto y ladrón, el odiado y rechazado Mateo, se transforma, cambia, y ahora es el discípulo Mateo, y luego será el apóstol Mateo y más tarde el evangelista Mateo.

PIÉNSALO
Quizás lo que haces o cómo eres no se parezca en nada a Leví, pero igualmente Jesús te desafía a vivir una vida diferente, a cambiar, a ser mejor de lo que eres.
Aunque las personas piensen que no tienes oportunidad en la vida para triunfar, o que te faltan muchas cosas para ser feliz, o que no mereces el amor de nadie, o que eres un pobre loco perdido en sus vicios y pecados, (todo esto también lo pensaban de Mateo (vs.11), Jesús piensa de otra manera. Él no se fija en las apariencias.
A Jesús no le importó cómo vivía Leví, cómo era su casa, si tenía o no dinero. Lo único que vio el Señor, detrás de las apariencias, fue a una persona (como tú y yo) que no tenía paz, ni alegría, ni seguridad del amor. Vio a una persona con dinero, pero despreciado por todos. Vio a alguien que estaba enfermo en su corazón (vs.12-13) y que necesitaba ser sanado.

¿Qué ves cuando miras a las personas que te rodean?
¿Qué ves cuando te miras a ti mismo?
¿Te miras tal como Dios te ve ahora, como un hijo de Dios perdonado y santificado, amado y lleno de capacidades, o te miras y te tratas a ti mismo desde el desprecio, desde el rechazo, desde el abuso o desde el abandono?
¿Qué estás dispuesto a hacer para cambiar tu manera de verte a ti mismo y de ver a los demás?
¿Comenzarías creyéndole a Dios?
¿Comenzarías perdonando a quienes te han herido y sanando tu corazón?
¿Comenzarías mirando lo mejor de las personas y no sus errores y defectos?

Extracto del libro “Desafíos Para Jóvenes y Adolescentes: Mateo”

Por Edgardo Tosoni

Descárgatelo GRATIS haciendo CLICK AQUÍ.



Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Ingresa tu email y recibe actualizaciones:

Enviado por FeedBurner