Bienvenido a Nuestro Blog

Devocional – CASA DE DIOS, PUERTA DEL CIELO

Devocional - CASA DE DIOS, PUERTA DEL CIELO

Pasaje clave: Génesis 28.

Jacob había hecho negocios con su hermano Esaú. Le había cambiado la bendición de la primogenitura por un guiso de lentejas, y manipulado por su mamá, engañó a su papá y el menor se quedó con la bendición del mayor. Esto desató todo el odio de Esaú que estaba loco por vengarse de su hermano. ¡Qué novela!

ISAAC EL PACIFICADOR
Sin embargo, ¿qué actitud tiene Isaac hacia Jacob? (vs.1-5)
Isaac es un pacificador. Se armó un lío bárbaro, Jacob lo engañó, Esaú está como loco y su esposa es el cerebro detrás de todo el caos, sin embargo, Isaac busca rápidamente solucionar el problema.
Sinteticémosla:

  • Le pide a Jacob que no se junte con las chicas de Canaán, no pertenecían al pueblo de Dios. No se trata de discriminación, se trata de santidad (vs.1-2)
  • Le indica claramente que busque esposa entre sus primas (vs.2)
  • Le suelta una triple bendición (además de la que ya le había dado en el capítulo anterior): él, y su descendencia, serán bendecidos, fructificados y multiplicados. ¡Impresionante!

UN ENCUENTRO REAL CON DIOS 1
Jacob muerto de miedo huye y por primera vez en su vida tiene un encuentro real con Dios. ¿Cómo fue ese encuentro entre Dios y él? (vs.11-15).
¿Qué decisiones toma luego de despertarse sobresaltado por el sueño? (vs.18-19).
¿De qué se da cuenta por primera vez en su vida? (vs.16-17).
¿Y qué tipo de negocios quiere hacer con Dios? (vs.20-22).

A pesar de lo fuerte de este primer encuentro con Dios, Jacob quiso negociar como lo había hecho con su hermano. “Si me cuidas, si me bendices, si estás conmigo, si tengo comida todos los días, si apruebo todos los exámenes, si me aumentan el sueldo, si mis padres no me gritan más, si tengo plata para el finde, si el bomboncito de ojos verdes vuelve a hablarme, bla, bla, bla… entonces te voy a adoptar como mi Dios y te daré el diezmo”.
¡Jacob era un egoísta y un aprovechador a quien solo le importaban sus propios intereses personales! Sin embargo reconoció que Dios estaba allí.

Y si Dios está, ese lugar es “Casa de Dios y Puerta del cielo”. Sin que Jacob se diera cuenta, Dios había comenzado a trabajar en su carácter.
¿Sabes? Hay lugares en los que Dios está y hay otros en los cuales jamás lo encontrarás. Vamos por parte:

DIOS ESTÁ EN TU VIDA
Tu vida es casa de Dios. ¿Te das cuenta de esto? Llevas a Dios contigo siempre, a todo lugar y en todo momento. Llevas muchísimo más que una Biblia o las enseñanzas de un pastor, ¡llevas a Dios mismo en ti!
Haz de la casa de tu vida (pensamientos, deseos, intenciones, palabras) un lugar agradable y santo para Él.
Si Él está en tu vida entonces hónralo en todo y delante de todos.
Muchas veces para no sentirte el tonto del colegio y evitarte un montón de burlas, compartes las malas intenciones y los pecados de tus compañeros olvidándote completamente de que NO ESTAS SOLO. Eres templo del Altísimo. El Todopoderoso habita en ti. ¿Te das cuenta?
Si no te das cuenta, dile al Señor: “Papá, abre mis ojos para ver que tú, el más grande de todos, estas en mí. Dame luz para verme a mí mismo como tu lugar de morada. Soy tu templo, donde tú elegiste habitar”.

DIOS ESTÁ EN MEDIO DE SU PUEBLO (la Iglesia).
¡Y no me refiero únicamente a las reuniones de la iglesia! En el colegio, en el trabajo, en las casas donde se reúnen, en las salidas que hacen juntos. ¡Dios está! Hónralo con tus palabras, con tus actitudes y miradas. Él está y no es ciego, sordo, ni distraído. Y si Él está, siempre habrá una Puerta del Cielo.
Y su puerta ¡siempre está abierta! Dios tiene abierta la puerta de su presencia siempre. ¿Hace falta que te diga para qué?

Pero hay lugares en los que nunca encontrarás al Espíritu de Dios. Seguramente estarás pensando en los boliches o en las esquinas donde hay alcohol y drogas. Es verdad, Dios no está ahí. Pero yo estoy pensando en los cristianos divididos, peleados, en aquellos que no pueden perdonarse. En los chismosos, los malintencionados, los celosos. Dios tampoco está ahí.

¿Cómo está tu corazón con respecto a otros cristianos?
¿Qué sientes hacia ellos?
¿Cuáles son tus actitudes?
Tú eres casa de Dios ¡y ellos también!

Extracto del libro “Desafíos Para Jóvenes y Adolescentes: Génesis Edición Extendida”

Por Edgardo Tosoni

DESCARGA GRATIS “Desafíos PJA: Génesis Edición Extendida”. Haz CLICK AQUÍ



Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Ingresa tu email y recibe actualizaciones:

Enviado por FeedBurner