Bienvenido a Nuestro Blog

Devocional – CALEB 2

Devocional - CALEB 2

Pasaje Clave: Josué 15.

TERRITORIOS PARA LA TRIBU DE JUDÁ
Caleb fue el primero en recibir su heredad, e inmediatamente después, la tribu a la que él pertenecía (Judá), recibe su herencia en la tierra prometida.
¿Desde dónde y hasta dónde llegaba el territorio entregado a la tribu de Judá? (vs.1-12)
Mira el mapa de la Página 65 para entenderlo mejor.
La porción de territorio entregada a la tribu de Judá se extendía desde Bet-el al Norte hasta la frontera egipcia al Sur y desde el Mar Muerto al Este hasta el mar Mediterráneo al Oeste. Y era uno de los territorios más grandes. La razón de semejante cantidad de tierras es muy simple: Judá era la tribu con la mayor cantidad de familias, por lo tanto era lógico entregarles la mayor cantidad de tierras.
El extenso territorio perteneciente a la tribu de Judá contenía 124 ciudades y pueblos agrupados en 4 distritos o zonas principales: las tierras situadas en el extremo sur (vs.21-32), en las llanuras del oeste (vs.33-47), en las montañas (vs.48-60) y en el desierto (vs.61-62).

UN “VIEJO” LLENO DE ENERGÍA 2
Ayer hicimos la presentación oficial de Caleb, y vimos cómo a sus ¡85 años! de edad estaba lleno de energía y fuerzas para luchar, conquistar y poseer. Repasemos sus cualidades y sumemos las del capítulo 15.

  • Es un hombre fuerte y valiente (no mariconea).
  • Es un hombre decidido y determinado (no le gusta el histeriqueo).
  • Es un hombre que reconoce la autoridad y tiene actitud de obediencia (no es un “rebelde cuestionador quejoso”).
  • Es un hombre que le cree a Dios y cree su Palabra (no es un incrédulo).
  • Es un hombre que defiende la verdad y la santidad de Dios (no se deja influenciar por los rebeldes, incrédulos y miedosos).
  • Es un hombre que reclama lo que le fue prometido y lucha para obtenerlo (no se da por vencido ni renuncia a lo que le pertenece).
  • Es un hombre al que no le preocupa ser “el segundo” en el liderazgo. Reconoce, respeta y honra a la persona que Dios escogió para estar por encima de él (no compite ni causa divisiones).
  • Es un hombre preparado para completar la misión que le fue asignada (no es un improvisado, ni es un “puro verso”, bla, bla, bla).
  • Fue el único que expulsó totalmente a los enemigos (vs.13-14, Jueces 1:10, 20). Y conquistó el mismo lugar que había visto 45 años atrás. Los enemigos no cambian, 45 años después seguían estando allí. Caleb se ocupó de sacarlos a patadas. Y no eras enemigos comunes, ¡eran gigantes!
  • Es un hombre generoso (no es egoísta ni mezquino) (vs.18-19, Jueces 1:14-15).

Te pregunto:
¿Eres valiente o eres “puro mariconeo”?
¿Eres decidido/a o le das mil vueltas a las cosas antes de decidirte?
¿Eres obediente, reconoces la autoridad?
¿Le crees a Dios o cuestionas todo?
¿Te la juegas por la verdad de Dios?
¿Te esfuerzas por lo que quieres obtener o rápidamente te das x vencido/a?
¿Compites con los demás o valoras el lugar que te dieron?
¿Te estás preparando y capacitando o eres “pura improvisación”?
¿Qué “enemigos” tienes que sacar definitivamente de tu vida?
El enemigo no cambia. Lo echas o pagas el duro precio de convivir con él.

UN YERNO LLAMADO OTONIEL
Luego de conquistar y poseer Hebrón (Quiriat-arba), ¿hacia dónde avanza Caleb y qué desafío les lanza a sus guerreros? (vs.15-16, Jueces 1:11-12)
¿Quién se arriesga aceptando el desafío? (vs.17, Jueces 1:13)
Si no te arriesgas, nunca lo lograrás. #SerieDesafíos
Otoniel se convirtió en el primer juez de Israel después de la muerte de Josué. (Lee más acerca de Otoniel en “Desafíos Para Jóvenes y Adolescentes: Jueces. Día 3”).
La vida de Caleb dejó un legado de fidelidad, lealtad y valentía que pasó a la próxima generación. Líderes y padres, ¿cuál es el legado que le estamos dejando a nuestros hijos, a nuestras familias y a las próximas generaciones?

CONQUISTAR Y NO POSEER 1
¿Cuál es el gran error que comete la tribu de Judá? (vs.63, Jueces 1:19)
Ellos no conquistaron TODO y no poseyeron TODO. Eso es un problema.
Dios te pide santidad total, no “un poco de santidad”.
Dios te pide compromiso total, no “un poco de compromiso”.
Dios te pide renuncia total al pecado, no “un poquito de renuncia”.
Dios te pide que congregues en serio y no que vayas “de vez en cuando”.

Extracto del libro Desafíos para Jóvenes y Adolescentes: Josué.

Por Edgardo Tosoni

DESCARGA GRATIS “Desafíos Para Jóvenes y Adolescentes: Josué”. Haz CLICK AQUÍ



Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Ingresa tu email y recibe actualizaciones:

Enviado por FeedBurner