Bienvenido a Nuestro Blog

Devocional – ASTUCIA

Devocional - ASTUCIA

Pasaje Clave: Josué 9.

ENEMIGOS UNIDOS Y ARMADOS HASTA LOS DIENTES
¿Quienes se unieron para enfrentar a Josué y a Israel? (vs.1-2)
Con la impenetrable Jericó borrada de la fas de la tierra… Y con Hai quemada y destruida hasta sus cimientos… los demás reyes presagiaban un futuro muuuuyyyy negro para ellos y sus ciudades, y rápidamente formaron alianzas entre todos para enfrentar a Israel.

UN ENEMIGO INTELIGENTE Y ASTUTO
Sin embargo, no todos se prepararon para la guerra. Hubo un grupo que optó por una estrategia muy diferente y muy jugada. Si les salía bien, vivirían, pero si les salía mal… “chau, chau, adiós”.
¿Quiénes son y cuál es su estrategia para continuar vivos? (vs.3-5)
Te paso un dato importante. Los cananeos debían ser completamente destruidos, pero Dios autorizó a Israel a establecer alianzas con los pueblos distantes, lejanos. (Lee Deuteronomio 7:2 y 20:10-16 para entenderlo mejor). Pero Gabaón no era “un pueblo lejano ni distante”, ellos estaban a solo ¡30 km de Gilgal! (la base de operaciones militares de Josué). ¡30 km! ¡Nada!, ni siquiera para esa época en la que todo el mundo andaba a pie, a carro o en animales. Sin embargo, y de alguna manera, los gabaonitas tenían conocimiento de lo que la ley de Dios decía y la usaron a su favor.

ASTUTOS Y MUY BUENOS ACTORES
¿Qué historia le “venden” los gabaonitas a Josué? (vs.6-13)
¿Habrán ensayado antes o iban improvisando sobre la marcha? ¿Tan ingenuos fueron Josué y sus líderes para comerse semejante verso (”chamuyo”, “bolazo”, diríamos en Argentina)?
Veamos algunas enseñanzas importantes:

  • El enemigo los confundió porque cambió su estrategia y ellos la desconocían. ¡Ojo! Tu enemigo buscará diferentes maneras de hacerte caer.
  • Tu enemigo “actuará” delante tuyo lo que no es, hasta el día en que lo metas en tu vida. Y entonces se mostrará tal como es. ¡Fuiste!
  • A tu enemigo no le importa tu vida, tu corazón, tu relación con Dios, sólo le importa “zafar” de su propio problema y arrastrarte con él. ¡Cuidado!
  • Tu enemigo buscará que te “comprometas” con él para desviar tu compromiso de Dios y tu búsqueda de Su Presencia. ¡Abre tus ojos!

CONSULTAR CON DIOS… ¡SIEMPRE!
¿Cuál es el gran error que Josué y los demás líderes cometen? (vs.14-15)
¡Claro! Es la segunda vez que actúan sin consultar con Dios. ¿Recuerdas cuál fue la primera vez? (Día 10).
Hay decisiones cruciales, importantísimas, que tendrás que tomar y que marcarán tu vida para bien o para mal por los próximos años. Son decisiones que te harán avanzar y crecer muchísimo o que te frenarán mal y te harán retroceder. Por ejemplo:

  • ¿Con quién me pondré de novio/a para compartir TODA mi vida?
  • ¿Qué carrera terciaria o universitaria estudiaré?
  • ¿O no estudio nada y me meto a trabajar bien fuerte?
  • ¿Cuál es la iglesia en la que me tengo que quedar definitivamente para servir a Dios y ser usado por Él?
  • ¿Hacer el amor con mi novia/o o esperar hasta casarnos?
  • ¿Irme de mi casa y hacerme responsable por mi propia vida o seguir viviendo cómodamente con mis padres y que me sigan manteniendo?
  • ¿Abortar o no abortar?
  • ¿Comprar, vender, invertir? ¿En qué?
  • ¿Viajar a otro país para completar mis estudios y trabajar?
  • ¿Perdonarlo y sacarlo de mi vida para siempre o seguir sufriendo?
  • ¿Es esta la persona con la que quiero compartir y vivir el resto de mi vida?

¡Y seguramente se te crucen más preguntas por la cabeza! Son preguntas claves, fundamentales, que en algún momento tendrás que responderte. Pregúntale a Dios y espera una respuesta de Él. Dios te responderá, pero ¡habla con Él antes de tomar una decisión! No confíes en tu propia inteligencia, siempre habrá uno más inteligente y más rápido que tu. ¡Los de Gabaón fueron más inteligentes y más rápidos que Josué!
Aunque la propuesta, o la persona, sea extraordinaria, fantástica, increíble y estés completamente flasheado/a porque ha superado todas tus expectativas, ¡espera! ¡No te tires de cabeza, no te mandes de una, baja un cambio! Habla con Dios. Pregúntale. Consulta con Él. Pídele evidencias claras, señales concretas. Habla con tus padres, consulta con tus pastores y líderes, o con alguien que sepas que tiene madurez y sabiduría de Dios. ¡No te apresures!

¿Cómo termina la historia cuando se descubre la verdad? ¿Qué sucede con Josué y los gabaonitas? (vs.16-27) Piénsalo y que no te suceda lo mismo.

Extracto del libro Desafíos para Jóvenes y Adolescentes: Josué.

Por Edgardo Tosoni

DESCARGA GRATIS “Desafíos Para Jóvenes y Adolescentes: Josué”. Haz CLICK AQUÍ



Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Ingresa tu email y recibe actualizaciones:

Enviado por FeedBurner