Bienvenido a Nuestro Blog

Devocional – ALTARES 3

Devocional - ALTARES 3

Pasaje Clave: Josué 22:10-34

Luego de las palabras de Josué, los muchachos (unos 40.000 tipos según Josué 4:12-13), se despidieron, se abrazaron, se besaron (no, no eran gays), y algunos lloraron (te dije que no eran gays)…
La cuestión es que las dos tribus y media pegaron la vuelta para volver a sus casas al otro lado del Jordán. Hasta aquí todo bien, pero…

“¡SE NOS ACABA DE OCURRIR UNA FANTÁSTICA IDEA!”
¿Y cuál se supone que fue esa “fantástica” idea? (vs.10)
El altar que levantan a orillas del Jordán expresa varias cosas:

  • Es un altar de “apariencias”. La presencia de Dios estaba en Silo (con el arca y el tabernáculo), no en ese altar del Jordán.
  • Es un altar “contradictorio”. Lo levantan en la tierra prometida pero ellos no vivían en la tierra prometida, sino del otro lado del Jordán.
  • Es un altar “inútil”. No sirve para nada, aunque ellos le dan un significado y le ponen un nombre (vs.34)
  • Es un altar “conflictivo”. Ya verás por qué.

Escucha. Esperar que Dios te ayude, que Dios te responda, que Dios te de lo que le estas pidiendo, sin obedecerle, sin hacer lo que Él te pide que hagas, sin santidad, viviendo una “doble vida”, es como levantar ese altar a orillas del Jordán: no sirve para nada, es completamente inútil.
Puedes tener toda la “apariencia” de hijo de Dios, de cristiano, de chico o chica de iglesia, pero si no obedeces a Dios, si no lo amas realmente, si no te entregas completamente a Él, eres un “trucho”. Tan trucho como ese altar a orillas del Jordán.

¿Cómo reaccionan las restantes tribus al enterarse de lo que acaban de hacer las dos tribus y media? (vs.11-12)
“¡¡Aaahhhh, bueeenoo!! Hace un par de horas atrás estaban todos a los abrazos y saludos, deseándose las mejores bendiciones, llorando por la despedida… ¡y ahora están a punto de agarrarse a las trompadas! ¡Naaaaa! ¡¿Me estás embromando?! ¡Estos muchachos son unos bipolares!”
“¿Me puedes explicar qué se supone que sucedió para que pasen del amor a la guerra en cuestión de horas?” “No entiendo nada de nada. Y después dicen que las mujeres somos las complicadas”.

Ok. Tranquila. Ya te explico.
¿Qué les dicen Finees y los líderes de las restantes tribus? (vs.13-20)
Edificar un altar para sacrificios y adoración fuera del tabernáculo ubicado en Silo era una traición y una muestra de rebeldía hacia Dios (vs.16). Y esto se castigaba con la muerte.
Finees les recuerda lo que había sucedido en Baal-peor por haber sido desobedientes a Dios (vs.17-18, Números 25:1-9). El pecado de rebeldía y de idolatría perjudicaba a toda la nación y traía sobre ellos el juicio de Dios.
Muy inteligentemente, Finees les ofrece una alternativa para solucionar este problema: dejen esas tierras y vengan a vivir a la tierra prometida con nosotros, pero no sean rebeldes a Dios (vs.19).
Finees les da un segundo ejemplo de rebeldía, desobediencia y tragedia nacional: Acán (vs.20) (Día 10).

“¡SE NOS ACABA DE OCURRIR UNA FANTÁSTICA EXPLICACIÓN!”
En vez de escuchar la propuesta de Finees, de renunciar a esa “tierra inmunda” (del otro lado del Jordán) y aceptar el desafío de mudarse a la tierra prometida (que era el lugar elegido por Dios para ellos), ¿qué hacen las dos tribus y media? (vs.21-29)
Sí. Exacto. Explican… explican… explican y explican… buscando justificarse a sí mismos, en lugar de obedecer y creerle a Dios.

¿Sabes cuál es el verdadero problema? El río Jordán no solo los dividía físicamente, también los separaba espiritualmente. El río que debía separarlo de los enemigos en realidad los apartaba para siempre del pueblo de Dios (por la decisión que ellos habían tomado, nadie les dijo que se quedaran del otro lado). Y por más altar que levantaran y por más explicaciones que dieran, la única realidad era que estaban volviendo atrás, retrocediendo en todo. ¿Conoces amigos que están retrocediendo en todo?
¿Y el altar?

  • Es un altar construido por “miedo” (vs.24-25). Miedo a perder lo que ya habían perdido por estar viviendo del lado equivocado.
  • Es un altar sin sacrificio para “dar testimonio” (vs.26-27, 29). El único detalle es que sin sacrificio no hay testimonio.
  • Es un altar solo para ser “observado” (vs.28). Una reliquia que no sirve ni para juntar tierra y vacía de significado espiritual.

Un altar inútil y una larguísima y aburrida explicación también inútil… que solo sirvió para que no se maten entre ellos (vs.30-33). Piénsalo.

Extracto del libro Desafíos para Jóvenes y Adolescentes: Josué.

Por Edgardo Tosoni

DESCARGA GRATIS “Desafíos Para Jóvenes y Adolescentes: Josué”. Haz CLICK AQUÍ



Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Ingresa tu email y recibe actualizaciones:

Enviado por FeedBurner