Bienvenido a Nuestro Blog

Devocional – ALTARES 2

Devocional - ALTARES 2

Pasaje Clave: Josué 8:30-35.

¿Recuerdas que Hai significa “ruina”? Ok. Josué se ocupó de dejarla completa y totalmente arruinada para siempre. No tengas piedad ni misericordia de tu enemigo porque Satanás te odia a morir. Si tú no lo aplastas con el poder de Dios, él te aplastará a ti. Piénsalo.

UNA REUNIÓN MULTITUDINARIA…
¿Qué hace Josué inmediatamente después de la conquista de Hai? (vs.30)
¿Y en dónde lo construye? (vs.30)
¿Y de acuerdo a las indicaciones de quién lo construyó? (vs.31)
¿Recuerdas el significado de los primeros altares que construyeron? (Día 6)
¡Bien! Eran altares de testimonio. Altares que levantaron como una declaración profética de que Dios estaba con ellos y que ellos se movían bajo el poder y la dirección sobrenatural de Dios.
Pero este nuevo altar es completamente diferente a los anteriores. Moisés ya les había dejado instrucciones bien claras de lo que tenían que hacer y Josué se movió en función de aquellas indicaciones. Lee Deuteronomio 27:1-7 y lo entenderás mejor.

…EN EL MONTE DE LA MALDICIÓN
El monte Ebal, ubicado a unos 32 Kms de Hai, había sido elegido por Dios como “el monte de la maldición” (Deuteronomio 11:29-32).
“¿Y por qué le decían así?”
Lee Deuteronomio 27:13-26. ¡Wow! ¡Durísimo! 12 maldiciones serían habladas y recordadas desde el monte Ebal para que a todos les quede bien clarito que el proposito de Dios para su pueblo es la santidad, y para que ninguno olvide que desobedecer tiene consecuencias trágicas.
Escucha, no son tus padres, tus pastores o líderes, es Dios mismo quien te pide santidad (pureza):

  • En la relación con Dios y la adoración (Dt.27:15).
  • En las relaciones interpersonales (Dt.27:16-17, 24-25).
  • En el trato y las actitudes hacia los más necesitados (Dt.27:18-19).
  • En el sexo y la sexualidad (Dt.27:20-23).
  • En la obediencia al pacto (a la Palabra de Dios) (Dt.27:26).

El altar del monte Ebal no podía tener nada de hierro, solo las piedras. Esto tiene un profundo significado. Nada humano (hierro) puede mezclarse con la obra perfecta de Dios (las piedras del altar). Lo que Dios hace es tan perfecto y tan completo que no puede ser mejorado por ninguna de nuestras buenas y locas ideas. Dios es perfecto, su palabra es perfecta y sus propósitos para nuestras vidas también lo son.
Lo que tú y yo tenemos que hacer es exactamente lo que hizo Josué: creer, obedecer y esforzarnos… ¡y en todo lo que hagamos nos irá bien!

El altar estaba construido con piedras bien grandes, capaz de soportar sacrificios grandes y de permanecer por mucho tiempo. ¡Así es lo que Jesús hizo por nosotros cuando murió y resucitó! Su perdón, su amor, su gracia, su salvación, permanecen para siempre,

Y AHORA SÍ… ¡QUÉ EMPIECE EL CULTO!
¿Qué ofrecen sobre el altar? (vs.31)
Lee más acerca de las ofrendas de los holocaustos y las ofrendas de paz en “Desafíos Para Jóvenes y Adolescentes: Éxodo/Levítico. Días 14 y 16”.

Una vez terminados los sacrificios y las ofrendas, ¿qué hace Josué? ¿A qué se dedica? (vs.32)
¡Woooowww! ¿Te acuerdas de Josué 1:7-8? ¿Te acuerdas qué era aquello de lo que Josué nunca se tenía que alejar?
Josué es mucho más que un líder militar, Josué es un líder espiritual con su vida centrada en Dios. Y para lograr esto no te alcanza solo con asistir a cursos de liderazgo (¡sí! son importantísimos, aprovéchalos a todos), necesitas algo más profundo: necesitas meterte profundamente con Dios. Necesitas ser un lector de la Palabra de Dios y orar por revelación, para que Dios se te revele, te hable, te enseñe, te ministre, cada vez que abres su Palabra. La “técnica” del liderazgo la aprendes en cualquier capacitación, pero la espiritualidad del liderazgo solo la aprendes en la presencia de Dios. ¡Que nada te aparte de la Palabra de Dios!

¿Qué hacen a continuación? (vs.33-35)
Todo el pueblo se separó en dos grandes grupos, mirándose unos a otros. Una mitad en el Monte Gerizim (declarando las bendiciones) y la otra mitad en el Monte Ebal (recordando las maldiciones), y en el centro de ambos grupos, el arca de Dios y el altar. ¡Y todos, adultos y niños, las familias reunidas, fueron ministrados con la lectura de la Palabra de Dios!

Extracto del libro Desafíos para Jóvenes y Adolescentes: Josué.

Por Edgardo Tosoni

DESCARGA GRATIS “Desafíos Para Jóvenes y Adolescentes: Josué”. Haz CLICK AQUÍ



Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Ingresa tu email y recibe actualizaciones:

Enviado por FeedBurner