Bienvenido a Nuestro Blog

Devocional – ABÍAS: UN REY PARA EL OLVIDO

Devocional - ABÍAS: UN REY PARA EL OLVIDO

Pasaje Clave: 2º Crónicas 13.

¿Quién reina en lugar de Roboam? (vs.1)

¿Cuántos años tenía cuando comenzó a reinar y durante cuánto tiempo reinó? (vs.1-2)

Abías (Abiam, 1º R.15:1) fue hijo de Micaías, ella era la mamá (llamada Maaca en 1º R.15:2, una descendiente de Absalón, hijo de David).

1º Reyes 15 sólo le dedica 8 versículos al reinado de Abías y dos de ellos son exclusivos para hablar de su bisabuelo David (1ºR.15:3-4), o sea, sintetiza los 3 años de reinado de Abías en ¡sólo 6 versículos! ¡Nada! El autor de Crónicas es mucho más generoso con él y le dedica 22 versículos tratando de destacar, posiblemente el único hecho positivo de Abías que más adelante vamos a ver. ¿Por qué digo esto? Por lo que dice de él 1º Reyes 15:3. Léelo con atención y responde las siguientes preguntas:

¿En qué anduvo metido Abías? ¿A quién eligió imitar y a quién no?

Su decisión de querer ser como Roboam en lugar de imitar a su bisabuelo David lo llevo a ser un rey mediocre con un reinado para el olvido. Y salvo el acontecimiento mencionado por Crónicas no hay nada, ¡nada!, absolutamente nada importante que destacar de Abías.

Escucha esto: ¡Abías era el rey! Y no cualquier rey: era el descendiente directo de David (el rey amado por Dios, el rey conforme a su corazón). No solamente era un privilegiado por ser escogido rey sino que era una honra ser de la línea real de David. ¡Alto privilegio! Y como rey, él tenía el poder para llevar a cabo profundas transformaciones políticas, sociales, culturales y espirituales que afectaran positivamente a todo el pueblo. Tenía en sus manos LA oportunidad de hacer cosas grandes, ¡y la desaprovechó completamente! ¡Tan tonto pudo ser!

¡Sí, las decisiones equivocadas, pecaminosas, alejadas del corazón de Dios te vuelven una persona espiritualmente estúpida! ¡La embarras cada día un poquito más! ¡Te hundes cada día más! Y teniendo el potencial divino para hacer cosas extraordinarias terminas pasando por la vida completamente inadvertido. ¡O peor aún: recordado por lo que haz hecho mal! ¡Qué triste!

Uno de los problemas de este pibe (me refiero a Abías) fue su mamá. Mira lo que se dice de ella en 1º Reyes 15:13.

Micaías (Maaca), madre de Abías y luego abuela de Asa, ¡era una fanática de la idolatría! Una mujer perversa sin temor de Dios cuya influencia sobre Abías (sin olvidar los pecados de su papá Roboam que no era ninguna víctima) fue determinante para que él escogiera el peor camino.

Si tus padres no son creyentes, Dios te ha dado en la iglesia una familia nueva. Ha puesto cerca tuyo hombres y mujeres llenos de su presencia para bendecir y orientar tu vida. ¡Aprovéchalos! Habla con ellos, pídeles consejo. Por más buenos que sean tus padres, si no son creyentes, no sigas el camino de ellos pero hónralos, ora por ellos y bendícelos.

Si tus padres son creyentes, pero viven como si no lo fueran (lo cual es tristísimo), ¡no los imites ni quieras parecerte a ellos! Hónralos, ora por sus vidas, pero en la familia de la iglesia Dios ha preparado para ti hombres y mujeres a quienes imitar y “adoptar” como modelos para tu vida.

Si tus padres son creyentes y además viven como verdaderos hijos de Dios, amando al Señor, amando su Palabra, congregando, sirviendo y decididos a que nada ni nadie los mueva de la fe… ¡eres un privilegiado! ¡Aprovéchalos! ¡Imítalos! ¡Escúchalos! ¡Aprende de ellos!

PALABRAS CORRECTAS, ACTITUD CORRECTA

¿Qué situación se desencadena entre Abías (rey de Judá) y Jeroboam (rey de Israel)? (vs.2-3)

¿Qué actitud asume Abías y que reflejan sus palabras? (vs.4-12)

Este es el único episodio que vale la pena destacar en la vida de Abías. Sinteticemos lo más importante de su discurso:

  • El reino es de Dios y él se lo entregó a David (vs.5)
  • Es inútil tratar de resistir Su reino (vs.8)
  • Dios es nuestro Señor y no lo hemos dejado (vs.10)
  • Guardamos su ley, su Palabra, porque él es nuestro Dios (vs.11)
  • Dios es nuestro jefe. El que pelea en su contra no prosperará (vs.12)

¿Qué sucede luego y cuál es el desenlace? (vs.13-21)

No sabemos en qué momento pero luego de esta gran victoria el corazón de Abías comenzó a apartarse de Dios. Fin de la historia. Un rey para el olvido.

Extracto del libro “Desafíos Para Jóvenes y Adolescentes: 2º Crónicas”

Por Edgardo Tosoni

DESCÁRGATE GRATIS!!!!! Desafíos Para Jóvenes y Adolescentes: 2º CRÓNICAS, haciendo CLICK AQUÍ



Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Ingresa tu email y recibe actualizaciones:

Enviado por FeedBurner